Las personas que seguís habitualmente el blog, habréis visto que últimamente no he publicado ninguna carta traducida de Jane…. La razón es muy simple. El año pasado, en Mayo y Junio, ví que coincidían en fechas y en bicentenario las que empecé a traducir. Llegado un punto ví que había un salto tremendo desde la carta que escribió el 6 de Junio de 1811, a la siguiente, el 29 de Octubre de 1812. Se me ocurrió entonces empezar a traducir todas las previas, de manera que pudiéramos “actualizarnos” y seguir en paralelo la vida de Jane hace doscientos años, tal y como os expliqué en otra entrada.

Ahora ya nos hemos puesto al día, de manera que iré presentando las cartas a medida que se vayan cumpliendo los bicentenarios de su escritura. Esto es, la próxima será el 29 de Octubre de 2012, doscientos años después de que Jane la escribiera. Por cierto, será a su sobrina Anna, y haciendo referencia a las bromas que se solían gastar entre ellas con las “creaciones literarias” con las que ya se empezaba a atrever su sobrina (ver AQUÍ).

Mientras tanto, intentaré ir presentándoos otras cartas, de otros familiares, o eventos que iban ocurriendo en la vida de Jane. En fin, material que todavía no está traducido y que aporta mucha información sobre esta genial escritora, y que dudo que, a menos a corto plazo, alguna editorial se atreva a publicar en castellano.

También por esa razón, el pasado 18 de Julio no quise rememorar su fallecimiento, sino el estado de ánimo en el que se encontraría hace doscientos años, es decir, el 18 de Julio de 1812. Y ya vimos que, con su libro S&S recién publicado, y Orgullo y Prejuicio con muy buenas perspectivas, Jane probablemente estaba viviendo uno de los mejores veranos de su vida (tampoco iba a tener, lamentablemente, muchos más como éste).

Como ya os he comentado también en algún otro sitio, considero un privilegio que podamos estar viviendo este paralelismo doscientos años después, y creo que es bueno ejercer la paciencia y parsimonia necesaria para ir recorriendo ese tramo día a día, casi minuto a minuto. No se va a repetir hasta dentro de cien años.

Y, a propósito, nos tenemos que ir preparando “muy seriamente” para el bicentenario de la publicación de Orgullo y Prejuicio en Enero de 2013. No es una amenaza, pero podría serlo….

Anuncios