Ya sabéis que hoy, 18 de Julio de 2012, en teoría es el 195º Aniversario de la muerte de Jane. Pero como estamos de Bicentenarios y me parece una oportunidad de oro el ir siguiendo doscientos años después, casi día a día, los hitos en la vida de Jane, prefiero recordar hoy lo que podría estar haciendo un 18 de Julio de hace exactamente doscientos años. El año pasado ya hice lo mismo:

https://hablandodejaneausten.com/2011/07/18/¿que-estaria-haciendo-jane-el-18-de-julio-de-1811-hace-200-anos/

Jane ya había publicado su primera novela, Sense&Sensibility, el 30 de Octubre de 1811. Y su hermano Henry ya se estaba moviendo para tener lista cuanto antes la edición de Orgullo y Prejuicio, que, por otro lado, iba a ser el bebé favorito de Jane.

Hace doscientos años, este 18 de Julio, probablemente Jane estaba viviendo de los momentos más felices de su vida. Eliza, su cuñada, estaba todavía viva, sus libros estaban publicados o en proceso de edición, empezaba a ganar dinero de su propio trabajo (cobraría 110 libras por la venta de OP en el otoño de 1812),  y ella estaba rebosante de salud. Tras las desilusiones previas tal y como hemos visto estos días en sus cartas a, y de, Crosby, el editor, todo en su vida iba dando un giro definitivamente satisfactorio para Jane.

Por eso hoy no quiero rememorar su fallecimiento. Aún nos quedan cinco años para el bicentenario de este suceso, y hay mucho, mucho que celebrar de la vida y obra de la escritora.

De todas formas, me ha dado por hacer una comparación: Jane estaba rodeada de mujeres que habían fallecido durante o días después de sus partos: la primera mujer de su hermano mayor James, la mujer de Edward tras su décimo primer alumbramiento, la mujer de Frank moriría más tarde por lo mismo, y la primera mujer de su otro hermano Charles…. Ella comentaba muchas veces que tenían lo mejor de la vida de solteras (no tener que depender de un hombre ni estar de parto todos los años), y de la vida de casadas (multitud de niños a su alrededor a los que atender y cuidar). Curiosamente, Jane falleció poco después de “dar a luz” a su cuarto “bebé”, e incluso tuvo dos póstumos… Al fin y al cabo, no hubo tanta diferencia entre ella y sus cuñadas, y tantas otras mujeres en las mismas circunstancias en aquella época… ¡qué curiosa es la vida! ¿verdad?

Yo, simplemente, dejaré caer por aquí, algún ramo de Lilas, su flor favorita…

Lilas, la flor favorita de Jane Austen
friendburst.com
Anuncios