Jane está en Chawton y le escribe a su hermana Cassandra, que se encuentra en Londres, en casa de su hermano Henry. Edward y Fanny se han unido a ellos para las celebraciones del fin de la guerra (ver carta anterior) y de hecho Henry luego se unió a la exclusiva megaceremonia que se celebró en el Club White’ (ver aqui la entrada del 20 de Junio). Como veréis, la familia se va preparando para el veraneo, Jane está plácida, satisfecha, sus libros están en el mercado, se venden bien, tienen buena acogida… Realmente, la vida que tanto había deseado, rural, en familia, y reconocida…

Esto es lo que hoy, hace doscientos años, le escribía Jane a su hermana Cassandra:

Carta de Jane a su hermana Cassandra  (Jane tenía 38 años)

Jueves 23 de Junio de 1814

Desde Chawton a Londres

Mi querida Cassandra

Recibí tu preciosa carta cuando los niños estaban tomándose el té con nosotros, pues el Sr. Louch tuvo la amabilidad de acercárnosla. Las buenas noticias que nos has trasmitido sobre todo el mundo nos han hecho muy felices.

Ayer tuve noticias de Frank. Cuando empezó la carta tenía esperanzas de poder estar aquí el lunes, pero antes de acabarla fue informado de que la Revisión Naval no tendría lugar hasta el viernes. Esto probablemente le ocasionará algún retraso, pues no puede atender a algunos de sus asuntos propios imprescindibles cuando Portsmouth está con tanto alboroto. Espero que Fanny haya visto al Emperador, pues entonces ya podré desear que se vayan todos a paseo. Yo voy mañana, y espero algunos retrasos y aventuras.

Han traído la madera para mi madre pero, por algún error, no había astillas de encendido. Así que, por lo tanto, tiene que comprarlas.

¿Henry en Whites? ¡Oh, este Henry! No estoy segura de qué desear respecto a la Srta. Burdett, así que seré cauta con miWhite's lengua y con mis deseos.

Sackree y los niños se marcharon ayer y todavía no han vuelto. Todos se encontraban bien la tarde anterior. Ayer tuvimos unos regalos estupendos de la casa grade: el jamón y las cuatro sanguijuelas. Sackee se ha dejado algunas de las camisas de su jefe en el colegio, que desea se le hagan llegar, tanto si están terminadas como si no, vía Henry y William. Se espera en breve al Sr. Hinton, lo cual significa buenas noticias por lo que respecta a las camisas.

Fuimos a visitar a la Srta. Dusatoy y a la Srta. Papillon, e íbamos muy guapas. La Srta. Dusautoy se empeña en que es Fanny Price; bueno, ella y su hermana más pequeña, que se llama Fanny.

La Srta. Benn tomó el té con los Prowting, y creo que viene a visitarnos esta tarde. Todavía tiene hinchado el dedo índice, está segregando un poco, y no parece que de momento se haya curado completamente. Pero su ánimo es bueno y creo que estará encantada de aceptar cualquier invitación. Los Clement se han ido a Peterfiel, a mirar.

Qué te parece la muerte del Marqués de Granby (a las dos semanas de nacer). Espero, si está del cielo que tengan otro hijo, que tengan mejores apoyos y menos fanfarria.

Estoy segura de no desear que a Henry se le vuelva a pasar por la cabeza que me tiene que llevar a la ciudad. Prefiero volver directamente desde Bookham, aunque si vuelve a proponerlo no podré negarme a algo que se hace con tan buena intención. Sin embargo, creo que sería por muy pocos días, pues a mi madre le disgustaría que me excediera más allá de los quince días que estamos hablando voy a estar fuera. Ninguna de las dos podría estar cómoda quedándonos en otro sitio por más tiempo.

Mediados de Julio es el tiempo para Martha, siempre que ella disponga de él. Ha dejado que sea la Sra. Craven quien fije el día. Deseo que se la pague su dinero, pues me temo que de ello depende que finalmente pueda ir.

En vez de Bath, los Dundas han cogido una casa en Clifton llamada Richmond Terrace. Está tan contenta con el cambio

http://www.londonancestor.com/views/vl-richw.htm
http://www.londonancestor.com/views/vl-richw.htm

como podríamos estarlo tu y yo, o casi. Ahora podrá continuar desde Berks y visitarlos sin temor al calor.

El correo de hoy me ha traído una carta de la Srta. Sharpe. ¡Pobrecilla!¡Cuánto ha estado sufriendo! Pero ahora está comparativamente mucho más cómoda. Está en Yorkshire en casa de Sir William Pilkington con los niños, y no parece que de momento vaya a dejarlos. Por supuesto, no tendremos el placer de verla por aquí. Escribe muy bien sobre Sir William. ¡Cómo me gustaría que se casara con ella! Hay un posibilidad: Lady Pilkington presidiendo allí, para que esté todo correctamente. El hombre sigue igual, aunque ella no menciona a qué se dedica de profesión ni por negocios. No le parece que Lady Pilkington esté al tanto de estos planes sobre ella. Pero como dependía de él, probablemente cedió. ¡Oh, Sir William, Sir Willliam!¡Cuánto le amaré si Vd. se enamora de la Srta. Sharp!

La Sra. Driver y compañía se han marchado por Collier. Se retrasó tanto que no le dio tiempo a visitarnos y dejar ella misma las llaves. Sin embargo, las tengo. Supongo que una es la de ropa de plancha, pero no puedo adivinar de dónde es la otra.

El conductor paró en Blackmisth, y tuvieron que venir con Triggs and Browning, con las maletas y con las jaulas de los pájaros. ¡Bastante divertido!.

Mi madre te desea lo mejor y espera tener noticias tuyas.

Tuya afectuosamente.

P.D.: Frank y Mary van a traer a Mary Goodchild para que nos ayude con el servicio, hasta que puedan conseguir una cocinera. Ella está encantada con la idea.Firma JA

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press

 

Anuncios