Y llegamos a la última carta de Jane Austen. A partir de ahora, su enfermedad va a venir en formato de varios ataques que acabarán con su vida el 18 de Julio.

Sin embargo, por esa generosidad de la vida, y haciendo justicia a Jane Austen, la última carta que tenemos de ella conserva, como no podía ser de otra manera, su finísimo sentido del humor. Frances Tilson era la esposa de uno de los socios banqueros de su hermano Henry, y es probable que esta carta llegara a la edición de su sobrino James Edward a través, precisamente, de Henry.

Hoy, hace doscientos años, Jane estaba escribiendo estas finas letras….

Miércoles, 28 de Mayo – Jueves 29 de Mayo de 1817

… La persona que me atiende es muy esperanzadora y dice que va a conseguir que me recupere completamente. Vivo principalmente en el sofá, pero se me permite caminar de una habitación a otra. He salido una vez en una silla tipo sedán, y voy a repetirlo. Podré ir en silla de ruedas si el tiempo lo permite. A este respecto, tan sólo añadiré que mi querida hermana, mi tierna, vigilante, e infatigable enfermera, no ha enfermado con tanto trabajo. No puedo más que exclamar con lágrimas todo lo que le debo, a ella, y al afecto de toda mi adorada familia en esta ocasión. Le pido a Dios que los bendiga más y más cada día.

Hammock litters with porters in Madeira, Portugal, 1821

[los siguientes párrafos hacen referencia, con una animadversión justa y educada, a un tema de disgusto familiar. Los particulares del mismo no son de interés público. Aún así, para hacer justicia a su dulzura y resignación características, no se suprimirá la siguiente observación como conclusión de la autora]

… Pero me estoy acercando a hacer de ello una queja. Ha sido el designio de Dios, independientemente de qué causas secundarias puedan haber operado….

[El siguiente párrafo final demuestra con qué facilidad era capaz de corregir cualquier pensamiento impaciente, y dar un giro desde la queja a la jovialidad]

Verás que el Capitán____ es un hombre respetable, bien intencionado, con pocos modales, su esposa y su hermana con un magnífico sentido del humor y muy agradecidas. Espero (ya que la moda lo permite) que lleven unas enaguas algo más largas que el año pasado.

 

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press

Fuente:

Le Faye, Deirdre. Cronología de la Familia Austen. Ed. Cambridge Univ. Press, 2013

 

Gracias, gracias y mil veces gracias, querida Jane

Fin de las cartas de Jane Austen

Anuncios