Jane sigue su vida ajetreada en Londres pero, con la nieve y el frío, ha cogido un buen resfriado. En Chawton, Martha y su madre están igual.

Al teatro y las compras se añade otro entretenimiento: los malabaristas hindúes. La verdad es que, entre esto, y la obra sobre un romance oriental que mencionó en su anterior carta, me da que pensar sobre la cosmopolita vida de Londres de principios del siglo XIX… Nos llevan tantas cabezas de ventaja que no es de

www.1st-art-gallery.com
http://www.1st-art-gallery.com

extrañar que, a pesar de la presunta vida tranquila de Jane en la Inglaterra rural, tan sólo por el hecho de vivir en esa cultura estaba expuesta a la posibilidad de tener una mentalidad más abierta para analizar la conducta humana. Lo que por aquí ha sido moderno hace tan sólo unos años, allí, hace ya doscientos años, era algo absolutamente habitual….

Veréis que Jane hace mención a la pequeña acompañante de Cassandra. Se trataba de la pequeña Cassy, la hija de su hermano Charles, que estaba en Chawton.

Por cierto, Fanny y John Plumptre estuvieron a punto de casarse (aunque luego ella se convertiría en Lady Knatchbull).

La historia de Lord Porstmouth y la Srta. Hanson es de lo más rocambolesca. Pinchad AQUÍ si queréis saber de qué iba…

Y ahora… ¡a disfrutar de lo que Jane Austen les escribía a su hermana hoy hace doscientos años… y tres días!

Carta de Jane a su hermana Cassandra  (Jane tenía 38 años)

Miércoles 9 de Marzo de 1814

Desde Henrietta Street, Londres a Chawton

Mi querida Cassandra

Bien, anoche fuimos de nuevo al teatro, y como habíamos estado fuera la mayor parte de la mañana también, haciendo compras y viendo a los malabaristas hindúes, ahora estoy muy contenta de poder estar tranquila hasta que nos tengamos que vestir. Vamos a cenar con los Tilson y mañana con el Sr. Spencer.

Ayer no habíamos empezado a desayunar cuando el Sr. J. Plumptre hizo acto de presencia para anunciar que había conseguido un palco. Henry le pidió que cenara aquí, que imagino hizo de buena gana, así que a las cinco en punto nos sentamos los cuatro juntos en la mesa mientras que el dueño de la casa se estaba preparando para salir. “La Mujer del granjero” es una obra musical en tres actos y como Edward estaba decidido a no quedarse a nada más, salimos antes de las diez.

Fanny y el Sr. J. Plumptre están encantados con la Srta. S. y me parece que canta bastante bien. Que a mí no me gustara no ha de suponer una reflexión sobre ella ni, espero, tampoco sobre mí, teniendo en cuenta lo que la naturaleza me ha otorgado en ese aspecto. Todo lo que soy capaz de apreciar en la Srta. S. es que parece una persona agradable y que no tiene dotes para la interpretación. Tuvimos a Mathews, Liston y Emery. Por supuesto, nos divertimos.

Nuestros amigos se marcharon antes de las ocho y media esta mañana, y la previsión para su viaje era que

harlequinhistoricalauthors.blogspot.com
harlequinhistoricalauthors.blogspot.com

iban a pasar bastante frío. Creo que a los dos les ha gustado bastante la visita. De Fanny, estoy segura. Henry cree haber percibido una vinculación especial entre ella y su nuevo amigo.

Yo también me he resfriado, como mi madre y Martha. Hagamos de ello una emulación generosa entre nosotras y a ver quién se lo quita antes de encima.

Hoy llevo mi vestido de gasa, con las mangas largas. Ya veré qué impacto causan pues por el momento no tengo razones para creer que las mangas largas sean admisibles. He bajado el escote, especialmente en las esquinas, y he puesto la cinta de satén negro tableada en la parte de arriba. Este será mi atuendo de hojas de parra y pasta.

Prepárate para una obra de teatro la primera tarde de tu llegada. Creo que será en Covent Garden para ver a Young en “Richard”. He respondido para que tu pequeña acompañante sea llevada a Keppel St. inmediatamente. Yo no he estado allí todavía, pero espero hacerlo pronto.

¡Qué tiempo tan cruel estamos teniendo! Y Lord Portsmouth se ha casado, también, con la Srta. Hanson.

Henry ha terminado Mansfield Park y su aprobación no ha disminuído. La segunda mitad del último volumen le ha parecido extremadamente interesante.

Supongo que mi madre recordará que no me dio dinero para pagar en Brecknell y Twining, y los fondos que yo tengo no son suficientes.

Hemos llegado a casa a tan buena hora que puedo terminar mi carta esta noche, lo que es mejor que tener que levantarme mañana para hacerlo teniendo en cuenta especialmente que, debido a mi resfriado, que me ha dado fuerte en la cabeza esta tarde, estoy más bien pensando en irme hoy a la cama más tarde de lo habitual. Espero estar lo suficientemente bien para ir a Hertford St.

Hoy nos hemos encontrado tan sólo con el General Chowne, que no tenía mucho que decir. He estado a punto de reírme al acordarme de Frederick, ¡un Frederick tan diferente pues decidimos imaginarlo como si fuera el mismísimo Christopher!

La Sra. Tilson también llevaba mangas largas, y me tranquilizó diciéndome que mucha gente las llevaba por las tardes. Me alegré de oírlo. Creo que va a cenar aquí el próximo martes.

El viernes vamos a estar muy cómodos tan sólo con el Sr. Barlowe y una tarde de negocios. Me alegro tanto de que el hidromiel ya haya fermentado. Dale mi cariño a todos. Si Cassandra ha llenado mi cama de pulgas, estoy segura de que la picarán.

He escrito a la Sra. Hill y no me importa nadie más.

Tuya con todo mi afecto.Firma JA

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios