5 a 8 Marzo 1814. Carta de Jane a Cassandra. Mucha nieve y mucho teatro en Londres.


Jane está en casa de su hermano Henry en Londres. Se ha unido a ellos Edward y su hija Fanny. Su vida social es intensa, teatro casi a diario y ponerse a la última moda. Edward está metido en un par de pleitos: uno debido a que uno de los chicos de Chawton, James Baigen, de 10 años, estaba siendo juzgado en Winchester en Marzo de 1814 por haber apuñalado a otro niño de Chawton, Stephem Mersh. James fue absuelto y parece ser que no hubo apelación; y otro con los Hinton/Baverstock que reclamaban Chawton como herederos legales de los Knight.

Al luto al que hace referencia Jane a lo largo de toda la carta se debe al fallecimiento del hermano de la reina, el Duque de Mecklenburg-Strelitz, que duró seis semanas.

Como podréis comprobar, en estos días de hace doscientos años Londres estaba cuajadito de nieve. A pesar de que no había ciclogénesis.

Si queréis saber más sobre algunas de las obras de teatro o personajes mencionados, haced click sobre el nombre pues pondré los enlaces para que tengais información más completa.

Espero que la disfrutéis.

Carta de Jane a su hermana Cassandra  (Jane tenía 38 años)

Sábado 5 –Martes 8 de Marzo de 1814

Desde Henrietta Street, Londres a Chawton

Mi querida Cassandra

No te enfades conmigo por empezar a escribirte otra carta. He leído “El corsario”, he zurcido mi enagua yCorsario ya no tengo nada más que hacer.

Es imposible salir. Hace un día desagradable para todo el mundo. El estado de ánimo de Edward necesitará la luz del sol, y aquí no hay más que espesura y aguanieve. Y aunque estas dos habitaciones están maravillosamente cálidas, supongo que fuera hace bastante frío.

El joven Wyndham acepta la invitación. Es un joven tan agradable, educado y sencillo que creo que le podría ir bien a Fanny. Tiene un aspecto de sensatez y calma muy agradable. Nuestra suerte está echada respecto a la Sra. L. y la Srta. H. Moore para dentro de una semana. Ha llegado una nota muy educada de la Srta. H. Moore pidiendo disculpas por no poder devolverme hoy la visita, y nos ha invitado a uninos a una pequeña reunión esta tarde. Gracias, pero tenemos compromisos mejores.

Cuando estaba hablando con Mde. B. esta mañana sobre una rodaja hervida se puso de manifiesto que su señor no tenía mermelada de moras. A ella le quedaba un poco y decidió que se la daría. ¿Podrías traerte un tarro cuando vengas?

Domingo.-

Tengo un ratito antes del desayuno para escribirte. Llegaron ayer bastante después de las cuatro. ¡Las carreteras estaban tan mal! En ese estado, tuvieron que utilizar cuatro caballos desde Cranford Bridge. Fanny estaba muerta de frío al principio, pero ambos parecen estar bien.

No hay posibilidad de que escriba Edward. Sin embargo, su opinión se decanta por que no haya una segunda acusación. Piensa que se trataría de una medida vengativa. Quizás tendría otra opinión si estuviera en el lugar. Pero hay que dar a cada cosa su oportunidad.

Kean nos gustó bastante. No puedo imaginarme una actuación mejor, pero fue demasiado corto. A excepción de él y la Srta. Smith, a pesar de que ésta no satisfizo mis expectativas, las escenas no se completaron bien y la actuación fue muy pesada. Estábamos demasiado cansados para quedarnos a ver hasta el final de “Illusion” (”Nour-Jahad”), en tres actos. Había abundancia de ropas elegantes y baile, pero poco mérito. Elliston era “Nour-Jahad”, pero es un papel muy solemne, que no ha tenido en cuenta hasta dónde llegan sus recursos. No se podía ver por ahí nada del mejor Elliston. No habría podido reconocerle si no hubiera sido por la voz.

He tenido una gran idea sobre nuestros vestidos. Estas seis semanas de luto han cambiado tanto las cosas que he decidido no ir a la Srta. Hare hasta que vengas y puedas elegir tu misma, a menos que desees específicamente lo contrario. Quizás no merezca la pena que nos hagamos unos vestidos tan caros. En su lugar podemos comprar un velo o un sombrero. Pero ya hablaremos más sobre el asunto cuando estemos juntas.

Henry acaba de llegar. Parece que está bien, el resfriado no ha ido a más. Esperaba haberme encontrado a Edward sentado en la mesa escribiendo a Louisa, pero yo llegué primero. Dejé a Fanny profundamente dormida. Anoche estaba todavía despierta cuando yo me fui a dormir, un poco después de la una. Me ha alegrado mucho comprobar que tan sólo había cinco camisas. Te agradece tu nota, y se reprocha por no haberte escrito, pero puedo asegurarte que no ha habido ocasión.

No hay nada importante que contar sobre Lady B. Creo que, al final, a Fanny le gustó bastante Bath. Tan sólo salieron tres tardes, a una obra de teatro y a cada una de las salas. Caminaron bastante y vieron con frecuencia a los Harrison y a los Wildman. Es probable que los Bridge vengan todos juntos, y es probable que Louisa se detenga en Dartford para visitar a Harriot. Edward está bastante (fragmento de la carta roto).

Ahora acabamos de regresar de la iglesia y nos vamos a poner todos a escribir. Anoche casi todo el mundo iba de luto, pero mi vestido marrón quedó bastante bien. Me presentaron al General Chowne. No tiene los restos mortales de Frederick. El joven Wyndham al final no va a venir. Ha llegado una nota bastante larga y educada de su parte presentando sus excusas. Invita a moralizar sobre los altibajos de esta vida.

He decidido ribetear mi seda lila con cinta de satén negro igual que mi crepé. 6d. de ancho en la parte de abajo, y 3 ó 4 en la parte de arriba. Los ribetes con lazo son la última moda en Bath, y me parece que las modas de los dos lugares se parecen lo suficiente como para que me sienta satisfecha. Con este añadido me quedará un vestido muy práctico, que me hará muy feliz llevar a cualquier sitio.

Henry me acaba de decir que cada vez le gusta más mi Mansfield Park. Va por el tercer volumen. Creo que ahora ha cambiado de opinión en su previsión del final. Al menos ayer me dijo que retaba a cualquiera a decantarse bien por que Henry Crawford acabaría reformándose, o por que se olvidaría de Fanny en un par de semanas.

Me gustaría muchísimo volver a ver a Kean, especialmente contigo. Me pareció que no tenía fallo alguno, y su escena con “Tubal” fue una actuación exquisita.

Edward ha mantenido correspondencia con el Sr. Wickham sobre el asunto de Baigent, y me ha enseñado algunas cartas de él adjuntadas por un amigo abogado a quien había consultado al respecto, y cuya opinión es que hay que denunciar la agresión, suponiendo que el chico haya sido absuelto en primera instancia, que es lo que más bien se espera. Son cartas excelentes, por lo que estoy segura de que debe ser un hombre excelente. Son unas cartas tan meditadas, claras y consideradas parecidas a las que habría escrito Frank. Estoy deseando saber quién es, pero el nombre siempre queda rasgado. Se le consultó tan sólo en calidad de amigo. Cuando Edward me dio su opinión en contra de una segunda denuncia todavía no había leído su carta, aunque ya había llegado. El Sr. W. va a estar en el jurado de la acusación. Este asunto va a acelerar la amistad entre su familia y mis hermanos.

Fanny no puede responder a tu pregunta sobre los ojales hasta que vuelva a casa.

Nunca te lo he dicho, pero poco después de que Henry y yo empezáramos nuestro viaje me dijo, refiriéndose al tuyo, que le gustaría correr con los gastos, y añadió algo de que el carruaje podría recogerte en Kingston. No ha vuelto a mencionar nada desde entonces.

Ahora acabo de leer la carta del Sr. Wickham, y parece que las cartas de su amigo le han sido enviadas a mi hermano de una manera muy confidencial, así que no lo menciones. Por su expresión, este amigo debe ser uno de los jueces.Twinings edificioEs un día frío, pero claro y soleado. Me temo que no puedas haber empezado a plantar. Lamento saber que ha subido el precio del té. No tengo intención de pagar a Twining hasta esta tarde, cuando vayamos a aprovisionarnos de nuevo. Estoy deseando tener noticias del hidromiel, y si estás lista para una nueva cocinera.

Lunes.-

¡Vaya día!¡El suelo cubierto de nieve!¿Qué va a ser de nosotros? Nos íbamos a haber acercado dando un paseo a algunas tiendas cercanas, dejando el carruaje para las más lejanas. Le gustamos en exceso al Sr. Richard Snow (invierno). Me atrevería a decir que se ha estirado hasta Chawton.

Fanny y yo fuimos ayer al parque en el carruaje y circulamos por los alrededores. Nos lo pasamos muy bien. También durante la cena y el resto de la tarde. Los Sres. J. Plumptre y J. Wildman vinieron mientras estábamos fuera, apenas los vimos de lejos, y también a G. Hatton, en el parque. No pude encontrarme absolutamente con nadie.

Como consecuencia de algo de escucha oportuna, ahora sé que Henry desea ir a Godmersham unos cuantos días antes de Semana Santa, y ha prometido hacerlo. De ser así, no queda tiempo para que te quedes en Londres cuando vuelvas de Adlestrop. Por lo tanto, no debes posponer tu venida. Se me ocurre que en vez de venir aquí de nuevo desde Streatham, sería mejor que nos encontráramos allí. Es un gran alivio haber llegado conocer la verdad. Henry cree que no puede partir hacia Oxfordshire antes del miércoles, que será el 23. Pero no tendremos antes muchos días para estar juntos. Escribiré muy pronto a Catherine.

Bien, hemos podido salir hasta Coventry St. Edward nos ha acompañado hasta allí y luego hasta Newton’s, donde nos dejó. Después traje a Fanny sana y salva a casa. Ha estado nevando todo el tiempo. Tuvimos que desistir de utilizar el carruaje. Edward y Fanny van a quedarse un día más, y ambos están bastante contentos de que así sea. Por supuesto, hemos retrasado nuestra visita a Spencers.

Edward ha tenido noticias de Louisa esta mañana. Su madre no ha mejorado y el Dr. Parry le ha dicho que tiene que empezar a tomar de nuevo las aguas. Esto supone que tendrán que quedarse más tiempo en Bath, y no es demasiado agradable.

No puedes hacerte idea de cuánto es admirada mi estola de armiño tanto por el padre como por la hija. Fue un regalo valioso.

Quizás no sepas que Edward tiene bastantes probabilidades de librarse de su pleito. Su oponente se ha retirado. Los términos del acuerdo todavía no se han acordado.

Haz click para leer on line

Haz click para leer on line

Esta noche vamos a ver “The Devil to Pay”. Espero divertirme bastante. A excepción de la Srta. Stephens, me parece que “Artajerjes” va a ser muy aburrido.

Había muchos sombreros preciosos en los escaparates de Cranbourn  Alley. Espero que cuando vengas las dos sucumbamos a la tentación. Me he estado arruinando con la cinta de satén negro con ribete en perla, y ahora estoy intentando hacer una especie de rosas en vez de ponerlo con doble pliegue sencillo.

Martes.-

Mi queridísima Cassandra:

En medio de tantas prisas acuso recibo de tu carta de anoche, que llegó justo antes de que saliéramos hacia Covent Garden. No me ha llegado el luto, pero no pasa nada. En este momento acaba de ponerlo Richard sobre la mesa. Lo he abierto y he leído tu nota. Gracias, gracias, gracias.

Edward está sorprendido por los 64 árboles. Te manda su cariño, y quiere que sepas que llegará una mesa de estudio para él. Debería llegar a Chawton esta semana. Te pide que seas tan amable de estar al tanto y lo recojas con el carro, pero desea que no se desembale hasta que él esté allí. Puede dejarse en el recibidor.

Bien, el Sr. Hampson cenó aquí, y todo eso. Me aburrió bastante “Artajerjes”, me divirtió bastante la comedia y un poco menos la pantomima que se hizo después. El Sr. J. Plumptre se unió a nosotros al final de la tarde y nos acompañó caminando hasta casa, se tomó algo de sopa, y ha insistido en que volvamos esta noche a Covent Garden para ver a la Srta. Stephens en “La Mujer del Granjero”. Va a intentar conseguir un palco. Yo personalmente no tengo muchas ganas de que tenga éxito en el intento. Ya he tenido suficiente por el momento. Henry cena esta noche con el Sr. Spencer.

Tuya afectuosamente.Firma JA

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s