Mansfield Park. Capítulo 23. El chasco de Mary Crawford con Edmund…


MP Capítulo 23

Sinopsis

Lady Bertram se disgusta por que Fanny haya sido invitada a comer a casa de los Grant. Ya no le vale ni el perrito que le ladre. Deciden consultar con Sir Thomas, quien ve muy favorable que Fanny acepte la invitación. Edmund está exultante. Deseaba que Fanny fuera a la reunión, aunque quizás no tanto por la felicidad de ella, sino por la que le producía a él la amistad de su prima querida con su querida amada.

A la tía Norris, lógicamente le sienta como un tiro que Fanny tenga tanta atención. Y no tarda en empezar a reprocharla y hacerla sentir en deuda para que su satisfacción, finalmente, no fuera plena. Le echa un buen sermón sobre la obligación que tiene de ser siempre la última en cualquier reunión social, y hasta le propone que su vuelta a casa sea a pie. En ese momento entra Sir Thomas para preguntarle a Fanny a qué hora quiere que les pase a recoger su coche. A la tía Norris casi le da algo y se enfrenta a Sir Thomas que pasa olímpicamente de la sugerencia de su cuñada. No tiene ninguna duda de que su sobrina se merece el mejor de sus tratos. ¡Bien hecho!

Edmund no deja de admirar lo guapa que está su prima para la ocasión. Se había puesto el traje que utilizó en la boda de su prima.lunch

Al aproximarse a la casa de los Grant, pudieron distinguir que también estaba allí el coche de Henry. Sin duda, había vuelto. Esto le permitió que el centro de atención fuera el hermano de Mary, y así ella se sentiría más a gusto en su rol tradicional: el de pasar inadvertida.

Sin embargo Henry, a propósito de obtener información sobre las hermanas Bertram, aprovecha para halagar a Fanny. No debía de quedar indiferente a su belleza, pero se centró en su amabilidad e inteligencia. Sin embargo, Fanny pasa olímpicamente de él y de sus intentos por tener conversación.

Mary Crawford se entera de que Edmund finalmente se va a ordenar. Se lleva un gran chasco pues pensaba que su influencia y los sentimientos que había despertado en él le habrían hecho cambiar su opción profesional. Se despacha a gusto contra lo que ella considera el absurdo oficio de clérigo y decide que se acabaron las deferencias hacia Edmund.mary and henry

Análisis y Reflexiones

Jane Austen es un manual de saber estar, de propiedad de la conducta, de estrategias de comunicación…

La tía Norris es absolutamente odiosa. Creo que le resulta insufrible que la hija de la peor de las hermanas pudiera  pasarle a ella por encima socialmente.

Frases Geniales

.- (Lady Bertram) Su tono de apacible languidez –pues nunca se tomaba la molestia de levantar la voz.–, se hacía siempre escuchar y atender

.- (Sir Thomas) Fanny estuvo muy correcta al dar sólo una respuesta condicional.

.- (Tía Norris a Fanny) Ni tampoco debes hacerte la ilusión de que esta invitación signifique ninguna delicadeza particular hacia ti; la delicadeza va dirigida a tu tío, tía y a mí.

.- (Tia Norris a Fanny) La necedad y pretensión de la gente que se sale de su esfera para aparentar más de lo que es, me hace pensar en la oportunidad de insinuarte algo a propósito, ahora que vas a alternar en sociedad; he de rogarte y suplicarte que no hagas nada por destacar, y que no hables ni expreses tu opinión como si fueras una de tus primas…

.- (Fanny sobre la amabilidad de su tío) … la atención de su tío, a seguido de las tendenciosas consideraciones de su tía, le costó unas lágrimas de gratitud en cuanto estuvo sola.

.- (Fanny) … ella se limitó a contestar con toda la brevedad e indiferencia que permitía la buena educación

.- (Fanny sobre Henry) … ¡Jamás tan feliz como cuando hacías lo que debieras saber que no tiene justificación!… ¡Nunca tan feliz como cuando te estabas comportando tan cruel e ignominiosamente! ¡Oh, qué espíritu tan depravado!

.- (Reflexión de Mary sobre Edmund al enterarse de que finalmente va a ordenarse) Estaba claro que él no podía estar animado por serias intenciones, ni la quería de verdad, pues se había decidido por una situación a la que bien sabía que ella no se sometería jamás. Ella aprendería a igualarle en indiferencia. En adelante admitiría sus atenciones sin otro propósito que el de la diversión inmediata. Si él podía dominar así sus sentimientos, no iba ella a sufrir con los propios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s