Carta de Jane a Cassandra. 3 a 5 de Enero de 1801. Preparando para mudarse a Bath…


Tras la vuelta de Ibthrop de pasar unos días absolutamente a sus anchas con su amiga Martha, ambas se encuentran con la desagradable sorpresa (al menos para Jane) de que su padre ha decidido jubilarse y marcharse a Bath con su esposa y sus hijas. Desde luego, no fue el mejor regalo que podría haber recibido para su 25 cumpleaños, apenas unos días después… ni para las fiestas de Navidad de ese año 1800.  Su hermana sigue en Godmersham con Edward y “sospechamos” que, entre las cartas que destruyó Cassandra en esa fatídica chimenea tras la muerte de Jane, debían de encontrarse muchas de las que se intercambiasen en estas semanas, y en las que Jane debía haberse desahogado sobre la disconformidad de dicha decisión.

Se encuentran en Steventon, Jane, sus padres y su amiga Martha.

Pero en esta carta ya está más calmada. Comenta con su hermana los planes, e incluso empieza a sentirse mejor, ya resignada y buscando la parte positiva de la situación, con la idea de la mudanza del campo a la ciudad. Como cualquier familia actual, los de la ciudad muchas veces desearían irse a vivir al campo, y los del campo a la ciudad. Y eso le debió de pasar a los padres de Jane. Tras toda una vida rural, la vida más despreocupada y social de Bath junto con sus familiares Perrot les debió parecer de lo  más apetecible. No obstante, Jane mantiene la esperanza de que haya cerca algún parque por el que poder dedicarse a los largos paseos y caminatas que tanto le agradaban.

En breve será el cumpleaños, también, de Cassandra… Y la vida sigue para los Austen…

Carta de Jane a Cassandra  (Jane tenía 25 años)

Sábado 3 de Enero a Lunes 5 de Enero de 1801

De Steventon a Godmersham

Sábado 3 de Enero

Mi querida Cassandra:

Como a estas alturas ya habrás recibido mi última carta, es justo que empiece con otra. Y comienzo con la esperanza, que es en este momento la principal en mi mente, de que te hayas puesto con frecuencia el vestido blanco por las mañanas, cuando todo los alegres miembros del grupo estuviran contigo. Nuestra visita a Ashe Park el miércoles pasado transcurrió “comme ça”. Nos encontramos con el Sr. Lefroy y Tom Chute, jugamos a las cartas, y volvimos de nuevo a casa. James y Mary cenaron aquí al día siguiente y por la noche Henry salió con el correo hacia Londres. Durante su visita, fue tan agradable como siempre, y no ha perdido ni un ápice en la estima de la Srta. Lloyd. Ayer estuvimos bastante solitarios, tan sólo nosotros cuatro. Pero hoy el escenario ha variado agradablemente, pues Mary va a llevar a Martha a Basingstoke, y luego Martha cenará en Deane. Mi madre espera, con la misma seguridad que lo haces tu, que podamos mantener a dos criadas. Mi padre es el único que no está al tanto de este secreto. Nuestra idea es tener una cocinera fija, una criada joven y atolondrada, y un hombre tranquilo y de mediana edad, que tendrá el doble cometido de ejercer de marido de la primera, y de amante de la segunda. Por supuesto, no se admiten niños en ninguno de los dos bandos. Sientes por John Bond más de lo que se merece. Lamento tener que rebajar las virtudes de su carácter, pues no siente rubor alguno en atribuirse el no tener la más mínima duda de que conseguirá un buen trabajo, y que incluso hace años un tal Paine, granjero, le había ofrecido que si alguna vez dejaba de estar al servicio de mi padre, podría ir a trabajar con él.

Charles Street (fotografía de austenonly.com)

Hemos pensado en tres zonas de Bath como las más adecuadas para tener casa: Westgate Buildings, Charles Street, y algunas de las callejuelas que salen de Laura Place o Pulteney St. Los Westgate Buildings (Edificios Westgate), aunque están en la parte más al sur de la ciudad no están demasiado mal situados. La calle es ancha y tiene bastante buen aspecto. Sin embargo, prefiero Charles Street. Los edificios son nuevos, y su cercanía a los campos de Kingsmead serían una agradable circunstancia. Quizás recuerdes, o tal vez te hayas olvidado, de que Charles Street va desde la Capilla de la Plaza de la Reina (Queen Square Chapel) hasta las dos calles que llevan a Green Park. Las casas de las calles cercanas a Laura Place creo que van a estar por encima de lo que podemos pagar. Gay Street estaría demasiado alto, excepto la casa que está en la parte inferior izquierda según se sube; mi madre no se siente incómoda con ésta. El alquiler solía ser menor que el de cualquier otra casa en la hilera debido a la inferioridad de los apartamentos. Pero, por encima de todo, sus deseos están fijos por el momento en la casa de la esquina de Chapel, que se abre hacia Prince’s Street. Sin embargo, su conocimiento de la misma se limita solamente al exterior y, por lo tanto, tampoco está muy segura de que sea realmente deseable tomarla como opción. Mientras tanto, quiere que estés tranquila pues hará todo lo que esté en su mano para evitar Trim Street, a pesar de que no hayas expresado tus temerosos presentimientos, aunque fueran de esperar. Sabemos que la Sra. Perrot querrá que nos instalemos en Axford Buildings, pero estamos todos de acuerdo en que no nos gusta esa parte en concreto de la ciudad y, esperamos, por lo tanto, poder zafarnos de ella. Edward y tú podéis hablar sobre todas estas situaciones diferentes, y se esperará con impaciencia las opiniones que podáis tener respecto a cada una de ellas.

Los cuadros, el Battlepiece (ndet: que representaba una guerra entre suecos y polacos en 1565), Mr. Nibbs y Sir William Wast, y toda la heterogénea miscelánea de manuscritos y piezas escriturales dispersas por toda la casa están destinadas para James. Tus dibujos no dejarán de ser tuyos, y los dos pequeños cuadros estarán a tu disposición. Mi madre dice que los grabados de agricultura francesa en el dormitorio principal fueron un regalo de Edward a sus dos hermanas (ndet: ¿de su viaje a Europa?). ¿Sabes tú o él algo sobre el asunto? Ha escrito a mi tía y estamos impacientes a la espera de su respuesta.

Paragon, Bath

No sé cómo quitarme la idea de la cabeza de que las dos vayamos a Paragon en Mayo. Que tu vayas, me parece necesariamente indispensable, y no me gustaría quedarme atrás; no hay ningún lugar aquí o en los alrededores donde quisiera quedarme. Y aunque es cierto que acoger a dos es más que a una, me esforzaré en minimizar la diferencia alterando mi estómago con los bollitos de Bath. Sobre la cuestión de tener que acomodarnos a ambas, da prácticamente igual que seamos una o dos. Respecto al primer plan, mi madre y nuestras dos personas tenemos que viajar juntas. Y mi padre nos seguirá más adelante, en dos o tres semanas. Hemos prometido pasar un par de días en Ibthrop. Debemos de encontrarnos todos en Bath, ya sabes, antes de que nos vayamos al mar y, una vez analizado todo, creo que el primer plan es el mejor.

Mi padre y mi madre, muy sabiamente conscientes de la dificultad de encontrar en todo Bath una cama como la suya, han decidido llevársela. De hecho, nos llevaremos todas las camas que queramos: además de las dos nuestras, nos llevaremos una más, y dos para el servicio. Y estos artículos de primera necesidad serán probablemente los únicos objetos materiales que se enviarán. No creo que merezca la pena llevarnos ninguna de nuestras cómodas. Podremos conseguir otras más apropiadas hechas por encargo y pintadas para que luzcan bien. Y creo que puedo presumir de que, con tan pocas comodidades de todo tipo, nuestro apartamento será uno de los más completos de su clase en todo Bath, incluyendo a Bristol. A veces se nos ha pasado por la cabeza llevarnos el aparador o la mesa pembroke, o algún otro mueble, pero al final ha prevalecido el pensamiento de que la incomodidad y el riesgo llevarlos serían superiores al hecho de tenerlos allí, donde se puede comprar todo. Por favor, dinos tu opinión. Martha ha prometido volver a visitarnos en Marzo. Está de mejor ánimo que antes.

Ahora he alcanzado el verdadero arte de escribir cartas que siempre se nos ha intentado enseñar, y que consiste en expresar en papel exactamente lo que uno le diría a esa misma persona de palabra. He estado hablándote en toda esta carta tan rápido como he podido.

Vuestras alegrías navideñas son realmente sorprendentes. Creo que incluso habrían satisfecho a la mismísima Srta. Walter (ndet: su prima de Kent, Phylly Walter). Espero que los diez chelines que ganó la Srta. Foote faciliten las cosas entre ella y su primo Frederick.

Así que, Lady Bridges, en el delicado lenguaje de Coulson Wallop, “lo ha conseguido” (ndet: quedarse embarazade de su primer hijo). Me alegra tener noticias de la buena suerte de Pearson. Se trata de una promoción que me consta deseaban hace unos años, al enfermar el Capitán Lockyer. Les supone un aumento considerable de ingresos, y una casa mejor. Mi madre espera no tener problemas para amueblar nuestra casa en Bath. Y yo me he comprometido a que tu lo harás todo complacientemente.

Cada vez estoy más y más reconciliada con la idea de marcharnos. Ya hemos vivido el tiempo suficiente en este vecindario, los bailes de Basingstoke están ciertamente en declive, hay algo interesante en el ajetreo de tener que marcharse, y la perspectiva de pasar los próximos veranos en el mar o en Gales es bastante agradable. Ahora disfrutaremos durante un tiempo de las ventajas  que tienen las esposas de los marinos o soldados, en las que a menudo he pensado con cierta envidia. Sin embargo, no debe de llegar al conocimiento general que realmente no estoy sacrificando demasiado al abandonar el campo, o de lo contrario no puedo esperar inspirar ternura alguna ni interés en aquellos que dejaremos atrás.

El temida nueva Ley del Parlamento parece que no debe de alarmarnos. (ndet: sobre agricultura)

Mi padre está haciendo todo lo que está en su mano para aumentar sus ingresos y ha subido el diezmo, etc., y no pierdo la esperanza de que se consigan cerca de seiscientas libras al año. ¿En qué parte de Bath tienes pensado colocar tus abejas? Tememos que el South Parade sea demasiado caluroso.

Lunes.-

Marta te envía sus mejores afectos, y me está diciendo un montón de palabras amables sobre la idea de pasar algún tiempo contigo en Marzo, y queda pendiente que volvamos por un periodo largo en el Otoño. Quizás no te vuelva a escribir de nuevo antes del Domingo.

Tuya afectuosamente.

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios

Un comentario »

  1. […] ser el “quizás” con el que concluí mi última carta tan sólo un “quizás”, me atrevo a decir que no ocasionará que te veas abrumada por la sorpresa cuando recibas ésta […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s