Tras la estupenda acogida que ha tenido la publicación de algunas de las cartas de Jane Austen con motivo de los 200 años de haber sido escritas (y ante la imposibilidad de encontrarlas en castellano), dado que hemos empezado este reto con unos años de retraso (15, para ser más exactos, desde 1996 hasta 2011), intentaremos empezar desde el principio, pues hasta el año próximo no hay ya ninguna carta que cumpla esos doscientos años de su escritura, y así podemos ir poniéndonos al día).

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Carta de Jane a Cassandra  (Jane tenía 20 años)

Sábado 9 – Domingo 10 de Enero de 1796

De Steventon a Kintbury

Sábado 9   (Cumpleaños de Cassandra)

En primer lugar, espero que todavía vivas veintitrés años más. Ayer fue el cumpleaños del Sr. Tom Lefroy, así que estáis muy próximos en edad. Tras este preámbulo necesario, procederé a informarte que ayer por la tarde tuvimos un baile excelentemente
bueno, y que me disgustó bastante no ver a Charles Fowle en el grupo, pues había oído previamente que había sido invitado. Además de los que ya asistimos al baile de los Harwood, tuvimos a los Grant, los St. John, Lady Rivers, sus tres hijas y su hijo, el Sr. y la Srta. Heathcote, la Sra. Lefevre, dos sres. Watkins, el Sr. J. Portal, la Srta. Deanes, dos srtas. Ledgers, y un clérigo alto que vino con ellas, cuyo nombre Mary
(Lloyd) nunca podría haber adivinado.

Fuimos terriblemente buenas al llevar a James en nuestro carruaje, pues ya éramos tres antes que él. Pero, de hecho, se merece este tipo de estímulo por la gran  mejoría que últimamente ha tenido lugar en su manera de bailar. La Srta. Heathcote es guapa, pero no tanto como yo había esperado. El Sr. Heathcote empezó con Elizabeth (Bigg), y después bailó con ella de nuevo. Pero ellos no saben cómo ser especiales. Sin embargo, he llegado a hacerme la ilusión de que sacarán algún provecho de las tres lecciones sucesivas que les he dado.

Me regañas tanto en la carta tan larga y agradable que acabo de recibir en este momento de tu parte, que casi me da miedo contarte cómo nos comportamos mi amigo irlandés (Tom Lefroy) y yo. Empieza a imaginarte todo lo más libertino y sorprendente en la manera de bailar y de sentarnos juntos. Sin embargo, solamente puedo ponerme en evidencia una vez más, ya que se va del país después del viernes próximo, día en el que tendremos finalmente un baile en Ashe. Puedo asegurarte que es un hombre bien educado, de buen aspecto y agradable. Pero sobre si hemos tenido ocasión de conocernos mejor, a excepción de los últimos tres bailes, no puedo decir mucho más. Se están riendo tanto de él por mí en Ashe que le da vergüenza venir a Steventon, e incluso salió huyendo cuando fuimos a visitar a la Sra. Lefroy hace unos días.

Dejamos a Warren en Dean Gate cuando volvíamos a casa anoche, y ahora está de camino a la ciudad. Nos pidió que te pasáramos su afecto, etc., del que te haré entrega cuando nos veamos. Henry pasará hoy por Harden de camino a terminar su Maestría. Lamentaremos enormemente la pérdida de estos dos jóvenes de lo más agradable, y no tendremos nada con qué consolarnos hasta la llegada de los Cooper el martes. Como se van a quedar hasta el lunes siguiente, quizás Caroline pueda acompañarme al baile de Ashe, aunque me atrevería a decir que no lo hará.

Anoche bailé dos veces con Warren, y una vez con el Sr. Charles Watkins. Y, para mi más profunda sorpresa, pude librarme completamente de John Lyford. Sin embargo, tuve que trabajármelo duramente. La cena fue muy buena, y el invernadero estaba muy elegantemente iluminado.

Ayer por la mañana tuvimos una visita del Sr. Benjamin Portal, que sigue teniendo los ojos tan bonitos como siempre. Todo el mundo está deseando que vuelvas, pero como no podrás estar para el baile en Ashe, me alegro de no haberles alimentado con falsas esperanzas. James bailó con Alethea (Bigg), y anoche se dedicó a trinchar el pavo con gran perseverancia.

No me dices nada de las medias de seda. Por lo tanto, espero que Charles (Fowle) no haya comprado más, porque no puedo permitirme pagárselas. Me estoy gastando todo el dinero en guantes blancos y seda persa rosa (encaje muy fino utilizado para enaguas y adornar vestidos). Me habría gustado que Charles estuviese en Manydown, porque te podría haber descrito a mi amigo y creo que tienes que estar impaciente por saber algo de él. Henry todavía está suspirando por los militares, y como se ha terminado su proyecto de comprar el puesto de ayuda de campo de Oxfordshire, le está rondando por la cabeza conseguir el de teniente y ayuda de campo en el 86º, que es un regimiento nuevo,  del que cree será enviado al Cabo de Buena Esperanza (llegaron a Portsmouth hasta Junio de 1796, y de ahí en 1799 a la India). Espero con todo mi corazón que, como de costumbre, su plan se frustre.

Hemos hecho una selección y regalado todos los sombreros de papel que había hecho mamá. Espero que no lamentes la pérdida de los tuyos.


Tras haber escrito lo anterior, recibimos una visita de Tom Lefroy y su primo George. Éste se está comportando muy bien ahora (
no tenía 14 años). Por lo que respecta al otro, solamente tiene un defecto que espero que el tiempo se encargará de eliminar por completo: su abrigo para las mañanas es demasiado claro. Es un gran admirador de Tom Jones y por eso me imagino que lleva la ropa del mismo color que él cuando fue herido (blanco).

Domingo 10

Como no regresas hasta el 19, te las habrás arreglado para evitar encontrarte con los Cooper, que es lo que supongo es tu deseo. No sabemos nada de Charles desde hace algún tiempo. Sólo queda suponer que ya han debido de zarpar pues el viento es muy favorable. ¡Qué nombre tan divertido le ha puesto Tom a su barco (Ponsborne)! Pero ya sabemos muy bien que no tiene gusto para los nombres, y me atrevería a decir que fue él mismo quién lo bautizó.

Lamento que los Beache hayan perdido a su pequeña niña, especialmente tratándose de la que se parece tanto a mi. Acompaño en el sentimiento a la Sra. M por sus pérdidas, y a Eliza por sus ganancias, y quedo tuya como siempre. J.A.

Fuente:

LeFaye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Oxford University Press

www.pemberley.com

»

  1. […] Ayer te envié una carta a Ibthorp, que supongo no recibirás en Kintbury. No era ni muy larga ni muy ingeniosa y, por lo tanto, si no la recibes, no supondrá una pérdida significativa. Te escribía principalmente para decirte que los Cooper habían llegado y que estaban bien de salud. El niño pequeño se parece mucho al Dr. Cooper y la niña pequeña dicen que se parece a Jane. Nuestro grupo para ir a Ashe mañana estará formado por Edward Cooper, James (un baile no es nada sin él), Buller, que está ahora con nosotros, y  yo. Estoy muy impaciente por ir, pues tengo bastantes esperanzas en que mi amigo me haga alguna propuesta en el transcurso de la tarde. Sin embargo, lo rechazaré, a menos que prometa que se deshará de su abrigo blanco. […]

  2. […] tonteando más de la cuenta unos años antes con Tom Lefroy. Ya leímos sobre el coqueteo con él (ver aquí) y sobre las esperanzas que tenía Jane en que Tom le hiciese alguna proposición de matrimonio […]

  3. […] Persuasión se sitúa cronológicamente en torno a 1810, pero si nos centramos en su protagonista, Anne Elliot, ésta tiene 27 años y va a hablar de acontecimientos que habían ocurrido 8 años antes. Si nos situamos en los 27 años de Jane Austen, ésta se encontraba en Bath (1802), y apenas 7 años antes, en Enero de 1796 con veinte años recién cumplidos, había tenido su encuentro con Tom Lefroy (ver entrada AQUÍ) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .