16 Diciembre 1816: Carta de Jane a su sobrino James Edward (I). A propósito, es su último cumpleaños.


El lunes 16 de Diciembre de 1816, Jane Austen cumplía 41 años y, ¿qué otra cosa podía estar haciendo, más que escribir una carta? En esta ocasión, a su querido sobrino James-Edward (su primer biógrafo). Tengo que deciros que me encanta su complicidad y el bueno humor que irradia Jane cuando se dirige a él. Compartían aficiones literarias y también el sentido del humor. Se la ve cómo y relajada y, de momento, parece que su enfermedad le había dado una tregua….

Hoy, hace doscientos años, era el último cumpleaños de Jane y, afortunadamente, nos dejó esta deliciosa carta… en dos partes. La primera la escribió hoy, y la segunda, mañana…

Carta de Jane a su sobrino James Edward (Jane cumplía 41 años)

Lunes 16 – Martes 17 de Diciembre de 1816

Mi querido Edward,

Una de las razones por las que te escribo ahora es por darme el placer de dirigirme a ti como “Caballero”, y darte la alegría de haber salido de Winchester.

Ahora ya puedes dar cuenta de cuán miserable te sentiste allí; y ya puedes liberarte gradualmente de todo ello; de tus delitos y de tus miserias; de las veces que te llegaste con el correo de Londres y malgastante cincuenta guineas en una taberna; de todas aquellas ocasiones en las que estuviste a punto de ahorcarte, y que tan sólo pudiste evitarlas gracias a la ausencia de árboles en varias millas alrededor de la ciudad, tal y como lo menciona alguna calumnia malintencionada sobre el pobre y viejo Winton.

'Girl Reading in a Sunlit Room' Carl Vilhelm Holsøe [Danish artist, 1863

‘Girl Reading in a Sunlit Room’ Carl Vilhelm Holsøe [Danish artist, 1863

Charles Knight y sus acompañantes pasaron por Chawton sobre las 9 de la mañana, más tarde de lo acostumbrado. El tio Henry y yo pudimos vislumbrar algo de su belleza, que irradiaba salud y buen humor.

Me pregunto cuándo vendrás a vernos. Yo sé sobre lo que estoy especulando, pero no te diré una palabra.

Nos parece que el tio Henry tiene un aspecto excelente. Mírale ahora mismo, y piénsalo también, si es que no lo has hecho ya. También estamos muy tranquilos con la manifiesta mejoría del tio Charles, tanto por lo que respecta a su salud, como a su ánimo y aspecto.

Y ambos son tan agradables, cada uno a su manera, y se llevan tan bien, que su visita nos proporciona una profunda satisfacción.

El tio Henry ya está escribiendo sermones bastante buenos. Tu y yo tenemos que echar mano de uno o dos de ellos, e introducirlos en nuestras novelas. Serían de gran ayuda para uno de los volúmenes. Y podíamos hacer que una de nuestras heroínas lo leyera en voz alta un domingo por la tarde, tal y como tuvo que leer Isabella Wardour en el Anticuario (ndt: de Sir Walter Scott) la Historia de Hartz Demon en las ruinas de St. Ruth. Aunque, ahora que me acuerdo, creo que es Lovell quien lo lee.

A propósito, mi querido Edward, estoy bastante preocupada por la pérdida que menciona tu madre en su carta: ¡es una monstruosidad que falten dos capítulos y medio! Está bien que yo no haya estado últimamente en Steventon y por lo tanto no pueda ser sospechosa de su hurto. Aunque dos ramitas y media para mi propio nido habrían sido algo interesante. Aunque no creo que un robo de ese tipo me hubiera resultado realmente útil. ¿Qué podría hacer yo con tus retratos tan fuertes, masculinos y animosos, tan variados y luminosos?¿Cómo podría yo integrarlos en esa pequeña pieza de marfil de apenas dos pulgadas de ancho, con la que trabajo con mi fino pincel, y que produce tan poco efecto después de tanto trabajo?

Sabrás por el tío Henry lo bien que está Anna. Parece que se ha recuperado perfectamente. Ben vino aquí el sábado para pedirnos al tío Charles y a mi que cenáramos con ellos mañana, pero me ví obligada a rechazar la invitación. El paseo es demasiado para las fuerzas que tengo ahora (aunque, por otro lado, me siento muy bien), y tampoco estamos en la estación en la que poder trasladarnos con nuestro carruaje de mulas. Y como no queríamos reemplazar al tio Charles, él también rechazó la invitación.

… (continuará mañana)….

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios

»

  1. ESMERALDA LEZRO dice:

    sU ULTIMO CUMPLIAÑOS Y SE ME HACE UN NUDO EN LA GARGNTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s