Para una escritora, sus libros son como sus hijos. Y así se lo manifestó en esta carta Jane Austen a su sobrina Anna Lefroy, cuando ésta tuvo a su primera hija. Esto es lo que le escribía Jane en estos días hace doscientos años:

Anna Lefroy
Anna Lefroy

(Jane tenía 40 años)

Mi querida Anna:

Al igual que estoy deseando ver a tu Jemima, estoy convencida de que te gustará ver a mi Emma. Por eso tengo el inmenso placer de enviártela para que te la leas detenidamente. Quédatela el tiempo que te haga falta, pues aquí ya la hemos leído todos.

Firma JA

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios