Mansfield Park. Capítulo 38. La penosa llegada de Fanny a casa de sus padres en Portsmouth


MP Capítulo 38

La penosa llegada de Fanny a Portsmouthportsmouth

Sinopsis

Los hermanos están ensimismados contándose sus cosas y haciendo planes en una conversación sin fin. Entre los de William, poder comprar una casita donde envejecer con su querida hermana.

Al llegar a Portsmouth se enteran de que el barco de William, está a punto de zarpar en un par de días.

El aspecto de su casa en Portsmouth no tiene nada que ver con lo que acaba de dejar en Mansfield Park: desorden, poca educación, escasez… ella, lo único que desea, es cariño.

Su padre, el Sr. Price, está en las antípodas de Sir Thomas Bertram. No solo por la evidente falta de preparación y educación, sino por la falta de interés que le suscita su hija Fanny.

El plan de Sir Thomas iba viento en popa. Nada más llegar, Fanny ya se lleva su primera decepción con lo que suponía su familia.

Toma un ligero té que le sirve su hermana, y le toca despedirse de su hermano William. Todos los chicos fanny arrivessalen a despedirle y su padre aprovecha para devolverle el periódico al vecino. Por fin, se quedan las mujeres solas en un momento de calma, y la madre aprovecha para preguntarle por Mansfield. Aunque pronto la conversación se centra en lo mal que está el servicio….

Lo último de esa penosa llegada fue una pelea entre sus hermanas Susan y Betsey, por un cuchillo de plata que en teoría le había dejado su hermana Mary (que falleció) a su hermana Susan, pero del que Betsey siempre se apoderaba.

Por fin se fue a dormir. Pero el aspecto de la habitación apenas le pudo suponer un ligero alivio.

Análisis y Reflexiones

En este capítulo por fin menciona Jane Austen al Cleopatra y al Endymion, los barcos de su hermano Frank, y al que le pidió permiso para mencionarlos en su obra. No son los de William, pero forman parte del decorado de la novela… guiño que, sin duda, agradaría enormemente a su querido hermano.

El bullicio de los hermanos de Fanny me ha traído la mente a algo parecido a lo que debía haber vivido Jane Austen en su casa con tanto chico (hermanos y alumnos de su padre): peleas, ruidos, voces… Un contexto que Jane conocía a la perfección, y al que le dedica una larga descripción en este capítulo. Tengo la impresión de que lo del numerito del cuchillo de plata lo debió presenciar ella en algún momento de su vida…

Frases Geniales

.- forzada a sostener una correspondencia que le traía las galanterías del hombre a quien no amaba y la obligaba a fomentar la pasión adversa del hombre amado, era una cruel mortificación.

.- (recepción de las hermanas de Fanny) ambas contentas a su modo, de ver a Fanny, aunque sin la ventaja de unos modales para recibirla.

.- (William sobre su pronta partida) Su hijo contestó jovialmente que los contratiempos sirven siempre para conseguir después algo mejor,

.- si bien había visto a todos los miembros de la familia, aún no había oído todo el ruido que eran capaces de hacer.

.- Ya estaba en su casa. Pero, ¡ay!, no era aquel el hogar, no era aquella la acogida que… Se reprimió; no era razonable… ¿Qué derecho tenía a representar algo importante para su familia? Ninguno…, ¡hacía tanto tiempo que se había alejado!

.- Pronto aprendió a pensar con respeto en su pequeño ático de Mansfield Park, debiendo reconocer que era ésta una casa demasiado encogida para que nadie se hallara a gusto en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s