Mansfield Park. Capítulo 18. De cómo, por amor, hasta los más íntegros se desintegran…


MP Capítulo 18

Sinopsis

Los planes siguen adelante y lo que iba a ser una representación familiar, Tom se ha encargado de convertirlo en un acto público, contratando a un escenógrafo e invitando a todo el vecindario.

Fanny, de nuevo, se convierte en la que todo lo ve y todo lo calla. Ahora, también la que todo lo escucha. El paño de lágrimas de las quejas que tienen todos contra todos por lo mal que hacen una cosa u otra.

Henry Crawford es el mejor de todos con diferencia y, claro, el Sr. Rushworth no podía menos que sentir ciertos celos.

Fanny le resulta de ayuda a todos: a los actores, y a la tía Norris en la confección de todo lo que fuese tela. Lady Bertram estaba entusiasmada con la representación teatral, pues solía disfrutar mucho de ello cuando era joven.

La casa se convierte, toda entera, en el lugar de ensayo de unos y de otros. Mary Crawford encuentra a Fanny Rehearsingen su cuarto y le pide que la ayuda a ensayar su parte, pues es demasiado embarazosa para hacerla con Edmund. Hablan de amor, de verdaderos sentimientos, y Mary debe de acostumbrarse a no sentirse cortada ante tales palabras.

Al más puro estilo de los Hermanos Marx, Edmund aparece en mitad del ensayo para pedirle a Fanny exactamente lo mismo que le había pedido Mary. Si Fanny se había ido a su cuarto para evitar ver el ensayo general, ahí la tenemos, para ella solita con sus dos protagonistas, la escena que tanto temía presenciar. ¿No te gusta la sopa? Pues toma dos cucharadas…

Y llega el momento del ensayo general, en el que falló la Sra. Grant. (Recordemos que iba a sustituir a Fanny y leer su parte). Su marido, muy hábilmente, se había sentido indispuesto.

Todos hicieron presión a Fanny pero fue la insistencia de Edmund la que la hizo ceder a algo que detestaba. Debería haber seguido sus instintos para no estar presente en el ensayo, y también para no involucrarse en la obra. Pero iba siendo ya demasiado tarde…

Y la escena no podía cerrarse de mejor manera: cuando Fanny estaba a punto de intervenir, leyendo su parte en la obra, entra Julia despavorida anunciando a todos que su padre, Sir Thomas, estaba en casa.

 Bueno, así es más o menos como nos cuenta Jane Austen que se quedaron todos…

Análisis y Reflexiones

En este capítulo Jane Austen nos habla de la importancia de seguir la señales que nos da nuestro cuerpo. ¿Se readingte encoge el estómago? Da un paso atrás pues, si no lo haces, lo más probable es que te equivoques.

También nos habla de cómo cedemos por amor, incluso en aquello que nos parece reprobable. Fanny no habría consentido jamás a incorporarse en la obra de no haber sido Edmund quien se lo pidió. Errores por amor… pero, finalmente, errores.

Frases Geniales

.- (Edmund y Mary sobre Fanny) … la pobre muchacha merecía que la compadecieran mucho más de lo que ellos seguramente nunca llegarían a sospechar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s