MP Capítulo 3

Sinopsis

Fanny ya está integrada en la familia, y uno de los eventos importantes ocurrió cuando falleció su tío, el Sr. Norris. Su tía, la Sra. Norris, ya sabemos que, como correspondía a la época, tuvo que abandonar su casa. Fue primero recibida por los Bertram, y más adelante se instaló en una casa en el pueblo, propiedad de su cuñado, Sir Thomas.

La familia Bertram no estaba pasando por un buen momento. Sir Thomas había tenido que pagar importantes deudas de su hijo mayor Tom, y sus negocios en el Caribe le había producido pérdidas. Con este plantel, empezó a descargarse, por un lado psicológicamente, intentando hacer que Tom se sintiera culpable por la pérdida que iba a tener Edmund en su herencia por su culpa; y económicamente intentando que Fanny se fuera ya a vivir con la tía Norris, que supuestamente no debía de tener ahora una buena excusa para negarse.

Fanny se lo dice a Edmund y éste no solamente no siente ninguna punzadita por la pérdida de su prima, sino que el plan le parece perfecto.  No podían prever que la tía Norris  iba cuatro cabezas por delante de ellos y, astutamente había elegido la casa más pequeña posible precisamente para evitar que le encasquetaran a laauntnorris sobrina. Cuando su hermana le sugiere el evento, la tía Norris despliega todo su plan victimista: sola, rota por el dolor, de su edad…  Lady Bertram, que ya conoce el discurso chantajista de su hermana, accede a que Fanny siga con ellos.

El discurso tergiverso de la tia Norris es espectacular: no quiere tener a Fanny porque supuestamente no puede hacerse cargo de ella, y a la vez convence a su hermana de que lo que pueda ahorrar servirá para dejarlo en herencia a sus hijos. Tanta buena intención resulta pasmosa. De hecho, Sir Thomas literalmente alucina cómo pudo poner tanto empeño en que se la adoptara, sin tener la más mínima intención de ocuparse de ella.  Pero el discurso de la tía Norris llegó muy a tiempo: Sir Thomas, con dificultades económicas, vió con buenos ojos la estupenda intención de su cuñada de dejar de herederos de su “lo que fuera” a sus hijos.

Y una vez más, Edmund, al saber la noticia, lejos de alegrarse por que su prima finalmente seguiría en MP, se vio algo decepcionado por lo que él pensaba que habría sido estupendo para Fanny.

Para sustituir al Sr. Norris llegó el Dr. Grant acompañado de su mujer, quince años más joven y sin hijos, hasta que Edmund pudiera hacerse cargo de la vicaría.

Al Sr. Grant le gustaba disfrutar de la buena mesa, y su mujer se encargaba de que así fuera. Cómo no, a la tía Norris le parecía una monstruosidad gastar ese dinero en comida, y a su hermana Lady Bertram le espantaba que una mujer que no fuera guapa se hubiera colocado tan bien. Cada loco con su tema.

Al año siguiente Sir Thomas decidió irse a Antigua a cerrar los asuntos, y aprovechó para llevarse a su hijo Tom, y así separarlo de algunas ciertas malas influencias. Estarían fuera probablemente durante un año. Las chicas estaban encantadas con la partida de su padre. Sir Thomas se mostró algo cariñoso con Fanny cuandoSir Thomas & Fanny MP 1999 la propuso que si su hermano William llegaba ese invierno, lo invitara a Mansfield Park. Pero remató chapuceramente haciéndole ver a Fanny que su estancia en Mansfield Park no le había supuesto ninguna mejora. Cuando Fanny se puso a llorar por este gancho de izquierda, sus primas pensaron que lo hacía por la partida de su padre, y les pareció que Fanny era una hipócrita. ¡Menudo plantel se le presentaba a la pobre Fanny, rodeada de tanta insensatez! Una tía que pasaba de todos, otra tía que estaba dispuesta a pasar y vivir su vida de viuda alegre (y recatada), y unas primas que, en la ausencia de su padre, estaban dispuestas a hacer su santa voluntad. ¡Pobre, pobre Fanny!

Reflexiones y Análisis

Parece que Edmund está más deseando quitarse de encima a Fanny que interceder por ella para que no se vaya. Es decir, de sentimientos, cero patatero. Ni siquiera como hermano o como primo, al que le habría hecho ilusión que su prima se quedara con ellos.

Viene muy al caso la situación de Sir Thomas Bertram com la crisis actual. Ver cómo tiene que vender sus posesiones de Antigua para encontrar un desahogo económico, y cómo intenta resolver la educación de un hijo que quizás pensó que la fortuna de papá era un pozo sin fondo que nunca se agotaría.

En fin, Jane Austen nos presenta a una panda de egoístas, cada uno a su manera, en un tablero de ajedrez llamado Mansfield Park,

Frases Geniales

.- Estoy bastante seguro de que tu estancia con la Sra. Norris le hará tanto bien a tu mente como lo ha sido para tu salud aprender a cabalgar.

.- Las Srtas. Bertram daban bastante lástima para la ocasión, no tanto por la pena que pudieran estar sintiendo, sino por la ausencia de la misma.

.- Fanny lamentaba no ser capaz de lamentarse.

Anuncios