29-31 Octubre 1812: Carta de Jane a su sobrina Anna. La complicidad entre tía y sobrina…


El 29 de Octubre de hace doscientos años, Jane escribía esta carta a su sobrina Anna, hija de su hermano mayor James y

Anna Austen (más tarde Lefroy)

su primera mujer. Los comentarios tienen que ver con las pequeñas novelas que escribía Anna y que Jane solía corregirle. Es un lenguaje cómplice, y parece ser que las dos se partían de la risa con estas cosas….

Carta de Jane a su sobrina Anna Austen  (Jane tenía 35 años)

Entre el Jueves 29 y el Domingo 31 de Octubre de 1812

La Srta. Jane Austen solicita que le sea transmitido a la Sra. Hunter de Norwith su más sincero agradecimiento por el cartoncillo para hilos que ha tenido la amabilidad de enviarle a través del Sr. Austen, y que será siempre considerado por su valía, teniendo en cuenta los vivaces dibujos (presuntamente realizados por Nicholson y Glover) de los lugares más interesantes, como Tarefield Hall, el Molino, y muy especialmente la Tumba de la esposa de Howard, de cuya fiel representación la Srta. Jane Austen es sin duda una buena juez, pues pasó muchos veranos en la Abadía de Tarefield como encantada huésped de la respetable Sra. Wilson. (Es imposible que haya un parecido más completo). Las lágrimas de la Srta. Austen han brotado tan profusamente ante cada uno de los tiernos bocetos que, de haberlas visto la Sra. Hunter, le habrían hecho mucho bien a su corazón. Si la Sra. Hunter fuera capaz de comprender cuán interesada está la Srta. Jane Austen en el asunto, le proporcionaría especialmente y sin dudarlo todo tipo de detalles recientes sobre la parte en la que la Sra. H. todavía ha sido muy sucinta; a saber, la historia del matrimonio del Mary Flint con Howard.

La Srta. Jane Austen no puede cerrar este breve epítome de la minúscula abreviación de su agradecimiento y admiración, sin expresar su sincera esperanza de que la Sra. Hunter sea provista en Norwich, mejor de lo que puede ofrecérsele ahora en Alton, con un medio más seguro de transporte hasta Londres, teniendo en cuenta que el Carruaje de Falkenstein, que hasta entonces había sido el orgullo de la ciudad, había volcado hacía diez días.

Srta. Austen.

Steventon

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s