Carta de Jane a Cassandra. 8 y 9 de Enero de 1801. Desmantelando la casa de Steventon…

Posted on 14/02/2012

2




Jane ya se ha hecho a la idea de que se van, y de que hay que ir deshaciéndose de todo lo que se queda atrás: muebles, animales y libros. Martha está con ella y con sus padres, y su hermano James celebrará el día 17 su aniversario de boda con Mary, la hermana de Martha. Jane no está de humor para fiestas y tiene demasiado que hacer en Steventon. Últimos cotilleos del vecindario, bodas, fallecimientos, cenas, idas y venidas… Pero por lo indignada que se muestra cuando un conocido rechaza la plaza de Deane que deja su padre, podemos comprender que, de no haber sido por la decisión parental, Jane podría haber seguido siendo muy feliz en ese entorno que ella había aprendido a amar, y en el que se encontraba tan bien…

Carta de Jane a Cassandra  (Jane tenía 25 años)

Jueves 8 de Enero-Viernes 9 de Enero de 1801

De Steventon a Godmersham

Jueves 8 de Enero

Mi querida Cassandra:

Por ser el “quizás” con el que concluí mi última carta tan sólo un “quizás”, me atrevo a decir que no ocasionará que te veas abrumada por la sorpresa cuando recibas ésta antes del martes, como será el caso a menos que las circunstancias se tornen muy perversas. Recibí la tuya hace un par de días con bastante filantropía general y una buena voluntad todavía más peculiar. Supongo que no tengo que decirte que era muy larga, escrita en papel de tamaño folio, y muy entretenida, pues fue escrita por ti.

El Sr. Payne (ndet: uno de los primos por parte materna) ha estado muerto el tiempo suficiente como para que Henry pudiera abandonar el luto por él antes de su última visita, aunque no tuvimos noticias al respecto hasta aproximadamente esa fecha. No sabemos por qué murió, ni de qué achaque, ni a qué hombres nobles ha legado a sus cuatro hijas en matrimonio.

Me alegro de que los Wildman vayan a dar un baile, y espero que no dejes de obtener beneficio ni para ti misma ni para mi, disponiendo de algunos besos en la compra de timbre de correo.

Creo que tienes razón al proponer el retraso de la muselina de batista, y accedo con una especie de reticencia voluntaria.

El Sr. Peter Debary ha rechazado la coadjutoría de Dean, pues desea estar más próximo a Londres. ¡Una razón

Deane

absurda! Como si Deane no estuviera cerca de Londres en comparación con Exeter o York. Y si considerara el mundo entero, encontraría que hay bastantes más lugares a mayor distancia de Londres que Deane, que los que pueda encontrar más cercanos. ¿Qué piensa de Glencoe o Lake Katherine? ¡Estoy bastante indignada con que se pueda hacer cualquier posible objeción a un lugar tan valioso para promocionarse y con una situación tan agradable!, como para que Deane no sea universalmente considerado tan próximo a la metrópolis como pueda estarlo cualquier otra aldea. Sin embargo, dado que éste es el caso, el Sr. Peter Debary se ha mostrado a sí mismo más pétreo que una sota de espadas, en el sentido más oscuro de la palabra1. Tendremos que buscar a un heredero por algún otro sitio. Y mi padre ha pensado que era un cumplido necesario ofrecerle a James Digweed la adjudicatoría, aunque sin considerarlo una situación deseable ni ventajosa para él.

A menos que esté enamorado de la Srta. Lyford, creo que lo mejor será que no se instale exactamente en este vecindario. Y a menos que esté de verdad MUY enamorado de ella, no es probable que piense que un sueldo de 50 libras esterlinas iguale en valor o eficacia a otro de 75. ¡Podrías haber llegado a ser considerada como parte de los enseres de la casa!, pero, de hecho, nunca te alzaste como tal, ni por el Sr. Egerton Brydges ni por la Sra. Lloyd. Martha y yo nos quedamos a cenar ayer en Deane para reunirnos con los Powlett y Tom Chute, y no fracasamos en el intento. La Sra. Powlett iba vestida a la vez lujosa y desnudamente. Tuvimos la satisfacción de poder alabar su cinta y su muselina, y fue parca en palabras para permitir que tuviéramos otros entretenimientos.  La Sra. de John Lyford está tan contenta con su estado de viudedad que va a intentarlo de nuevo; va a casarse con el Sr. Fendall, un banquero de Gloucester, con una gran fortuna, bastante mayor que ella y con tres niños pequeños. La Srta. Lyford no ha estado aquí todavía; puede pasarse solamente un día pero no sabe cuál. Creo que el Sr. Holder se quedará con la granja, y sin sentirse obligado a depender del espíritu acomodaticio del Sr. William Portal. Probablemente se lo quede el tiempo que le resta a mi padre de arrendamiento. Esto nos satisface a todos bastante más que la idea de que pudiera caer en las manos del Sr. Harwood o del granjero Twitchen. El Sr. Holder vendrá dentro de un día o dos para hablar con mi padre sobre el asunto, y no se olvidarán los intereses de John Bond.

Hoy he recibido una carta de la Sra. Cooke. La Sra. Lawrel se va a casar con un tal Sr. Hinchman, un rico indonesio. Espero que Mary se quede satisfecha con esta prueba de la existencia y bienestar de su prima, y deje de atormentarse con la idea de que sus huesos estuviesen blanqueándose al sol en las colinas de Wantage.

Mary Lloyd Austen

La visita de Martha está llegando a su fin, y los cuatro lamentamos que así sea. El aniversario de boda  de James y Mary se celebrará el 16 ya que el 17 cae en sábado, y un día o dos antes del 16 Mary llevará a su hermana a Ibthrop donde su celebración consistirá en poder ingeniárselas para que todo el mundo esté cómodo, y para ser esquivada o molestada por el carácter de la mayoría. Fulwar, Eliza y Tom Chute van a estar en el grupo. Y no conozco a nadie más. Me pidieron que fuera, pero rechacé la propuesta. Eliza ha visto a Lord Craven en Barton, y probablemente en estos momentos en Kintbury, donde se le esperaba un día de esta semana. Sus modales le parecieron bastante agradables. El pequeño fallo de tener una amante viviendo con él ahora en Ashdown Park parece ser la única circunstancia desagradable sobre él.

Desde Ibthrop, Fulwar y Eliza volverán con James y Mary a Deane. Los Rice no van a tener casa en Weyhill. De momento tienen habitaciones en Andover y tienen intención de acercarse después a Appleshaw, la aldea de elasticidad maravillosa, que se estira al máximo para recibir a todo el mundo que no desea una casa en Speen Hill.

Por favor, pásale todo mi amor a George, dile que estoy muy contenta de saber que ya puede saltar tan bien, y que espero que siga enviándome noticias de sus avances en ese arte.

Creo que actúas con buen juicio al posponer tu visita a Londres, y yo me estaré equivocando si no la pospongo también durante algún tiempo.

Hablas con una resignación tan noble de la Sra. Jordan y el teatro de la Ópera que sería un insulto suponer que necesites consuelo alguno, pero para evitar que pienses con lástima sobre la ruptura de tu compromiso con el Sr. Smithson, debo de tranquilizarte haciéndote saber que Henry sospecha que es un gran tacaño.

Viernes.-

No hay respuesta de mi tía. Supongo que no tiene tiempo para escribir con las prisas de vender los muebles, empaquetar las ropas y prepararse para su mudanza a Scarletts. Eres muy amable al planificar los regalos que tengo que hacer, y mi madre me ha dedicado la misma atención, pero como no es mi elección que mi generosidad me tenga que ser dictada, no tomaré ninguna decisión sobre si le voy a dar mi armario a Anna hasta que el primer pensamiento al respecto haya sido solamente mío.

Ahora se habla de Sidmouth como nuestra morada de verano. Consigue por lo tanto toda la información que puedas de la Sra. C. Cage. Los antiguos ministros de mi padre ya le están abandonando y están cortejando a su hijo. La yegua marrón que, junto con la negra, iba a ser para James cuando nos marcháramos, no ha tenido la paciencia de esperar, y ya se ha establecido en Deane. La muerte de Hugh Capet, al igual que la del Sr. Skipsey (ndet: caballos) que, aunque indeseada no era totalmente inesperada, y de hecho se efectuó intencionadamente, ha hecho que su traspaso inmediato haya sido de lo más conveniente.

Y el resto supongo que irá siendo tomado en posesión gradualmente de la misma manera. Martha y yo estamos con los libros todos los días. Tuya afectuosamente.

1.- Black Peter hace referencia a la sota de espadas en un juego infantil de cartas.

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press