Reconozco que los juegos basados en la vida y obra de Jane Austen me resultan mucho más atractivos que las secuelas sobre los nietos de los Sres. Darcy, las noches tórridas en Pemberley, la quiebra de los Sres. Knightley o Cómo Mr. Willoughby acabó en un calabozo… por poner un ejemplo. 

Al menos estos demuestran bastante creatividad, y permiten que cada uno juegue en su casa, con sus amigos, o incluso on-line, sin hacer que la gente se gaste un duro en libros o invierta un precioso tiempo en algo que “parece” Austen, pero que no tiene nada que ver con ella.

Así que, de nuevo (y después del curioso encuentro de la versión de los Sims) me he topado con una página que está elaborando un juego basado en una actividad muy al uso en la época de Austen: el Matchmaking o cómo encontrar pareja. Una interesante actividad para una tarde de domingo de agosto… Desde la primera vez que visité este sitio, han avanzado bastante, aunque todavía está sin terminar.

Ésta en la pequeña presentación que han realizado:

Misiones a cumplir

Entre la misiones habrá que elegir: entre una madre que está intentando casar a una de sus hijas, o una hija que está intentando conseguir sus propósitos en situaciones nada fáciles. También habrá que hacer contactos importantes, o superar situaciones
financieras penosas, entre otras. Se darán las herramientas necesarias para que cada personaje pueda superar los distintos niveles, como en cualquier juego que se precie.

Hijas

Como madre, habrá que casar a la hija de la manera más ventajosa. Si eso ya es difícil, lo peor vendrá cuando haya que convencer a la hija para que lo haga.

Se recomienda: controlar sutilmente a la hija, diciéndole todo el rato lo que tiene que hacer, y estando detrás de ella continuamente. ¿Cuáles serán las consecuencias? Con algunas hijas funcionará, pero habrá otras que sean cabezotas. Se las puede dejar a su aire, pero hay que asegurarse de que empleen el tiempo razonablemente. Puede ser perezosa, u ocuparse en mejorar su entendimiento, conversación, habilidades musicales, montar a caballo o bailar con gracia. Y también en actividades de una esposa como coser, cocinar o atender el jardín. Se puede tener una doncella pero eso no mejorará las aptitudes de la hija.

Como hija, encontrarás la actitud de tu madre absolutamente inaguantable. Habrá que aprender a lidiar con estas criaturas que no deberían tener palabra en cómo quieres vivir tu vida.

Conversación

La habilidad más importante para encontrar marido es la comunicación. Hay que hablarse a una misma, pero también a las hijas, a la madre, al marido, a los familiares, a los conocidos, a los pretendientes… Hacen falta muchas horas de sugerencias sutiles, coqueteo, un poco de humor y mucho tacto.

Pretendientes

Habrá muchos, pero no siempre serán los más adecuados para tu hija. Habrá que tener precaución de no caer presa de los cazafortunas, jugadores y malnacidos. Tendrás que cuidar que tu hija no se enamore de un jovencito agradable pero sin dinero. Y también está la competencia: no esperes hasta que otra madre te “levante” al pretendiente que hayas fichado para tu hija.

Familiares y conocidos

Los conocidos te darán pistas, conversación de todo tipo y te permitirán conocer a las personas adecuadas. Tu prestigio en el mundo de Matchmaker dependerá del número de relaciones que hagas y de cómo sean de buenas. Verás cómo algunos de tus pretendientes desaparecen (y otros aparecen) cuando subes de nivel social. Pero la tarea no será fácil: tendrás que ejercitar tu paciencia, tu capacidad de sorprenderte por cómo un joven agradable termina siendo en realidad un caballero corrupto. Llevarán la cuenta de cuántas veces vas a misa, a quien invitas a las fiestas y con quién dejar bailar a tu hija. Y este vecindario es muy pequeño y los rumores viajan con rapidez…

Planificación diaria

Muchas tareas y muy poco tiempo. Hace falta personal cualificado. Hay que limpiar la casa, ordenarla y mantenerla decente. Hay que preparar comidas, recoger recetas y llenar la despensa. Hay que comprar vestidos, carruajes o caballos. Hay que escribir cartas, atender a indigentes, organizar cenas, planear fiestas, acudir a bailes, presumir de los talentos de las hijas y cultivar relaciones. Hay que planificar cuidadosamente para poder realizar estas tareas cada día.

A medida que subas económicamente, podrás ir a Londres de compras, organizar picnics o tus propios bailes.

Propiedades

Y se podrán comprar muchas propiedades: carruajes, caballos, muebles, alfombras, vestidos… Vigila a tu marido, por si tienes que encargarte de las finanzas domésticas y no dejarlas en manos de un tacaño. Para aumentar los ingresos, habrá que casar bien a las hijas.

De momento, el juego está en fase de creación pero parece que tienen intención de lanzarlo pronto. Si tenéis alguna idea que sugerir, no dejéis de hacerlo. ¡Esto si que es creatividad de la buena!

http://www.janeaustengames.com/general/upcoming/

Un comentario »

  1. […] en miniatura de los personajes de O&P (aquí), los juegos en Facebook (aquí), para consolas (aquí y aquí), o para los Sims (aquí), y las canciones dedicadas a Jane Austen […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .