Jane Austen, aparte de escribir, llevar la intendencia del té, del azúcar y del vino, de preparar el desayuno para la familia y tocar el piano a primera hora de la mañana, también se dedicaba, y le gustaba, a coser piezas de distinto tipo, de entre las cuales ha sobrevivido un edredón que tejieron entre ella, su hermana Cassandra y su madre en los primeros años de 1800. Todas ellas pueden verse en la casa museo de Jane Austen, en Chawton, donde han sido restauradas y están debidamente protegidas del tacto y el polvo, y la luz solamente se enciende cuando hay visitantes para observarlas.

En una carta que Jane escribió a su hermana Cassandra en Mayo de 1811 (ver aquí), Jane le recordaba si había recogido piezas para el patchwork, pues estaban con los brazos cruzados.

Personalmente, no se me da bien la costura, pero quien se sienta capaz y con ganas de hacer una réplica, podrá encontrar el patrón, materiales e instrucciones en el siguiente enlace (en inglés):

http://www.jasa.net.au/quilt.htm

Anuncios