Hablando de Jane Austen

El boletín de noticias de Jane Austen en español

Uncategorized

16 Marzo 1816. La bancarrota de Henry en los periódicos londinenses.


Menudo trago para la familia Austen hoy hace doscientos años, con lo discretos que eran ellos para todo…

Tal día como hoy, que por cierto era sábado, los diarios The Times y el London Gazette anuncian la bancarrota de los Sres. Austen, Maude y Tilson.

A ver si os puedo explicar bien el tejemaneje que tenía Henry con sus bancos que, como suele ser habitual, suelen ser un poco complicados de seguir… Henry empezó montando un pequeño banco en Alton, donde vivía la familia, y donde tenía de socio al Sr. Gray, que se dedicaba al mayoreo de verduras y alimentación. Como tenía capital para invertir, crearon el Austen, Gray y Vincent (Vincent no se sabe muy bien quién era).

La cosa parece que fue bien, y Henry montó un segundo banco en Petersfield, con otros socios, y lo llamó Austen, Blunt y Louch. Y, como no hay dos sin tres, el tercer banco se montó en Londres, con las oficinas en Henrietta St., que tanto conocemos por las cartas de la propia Jane, donde ésta pasaba largas temporadas con su hermano. Éste se llamaba Austen, Maude y Tilson.

Austen, Gray and Vincent Bank
Austen, Gray and Vincent Bank

Edward, el hermano de Henry, había contribuido con 20.000 libras esterlinas, así como su tío, el Sr. Leigh-Perrot, con 10.000 libras. Henry necesitaba este dinero especialmente cuando se incorporó al puesto de Recaudador General de Oxforshire. Es decir, que se encargaba del dinero de los impuestos a través de sus bancos.

El otro hermano de Jane, Frank, había depositado en ellos todos sus ahorros de sus campañas navales, al igual que su otro hermano marino, Charles, aunque en mucha menor cuantía. Jane tenía algo de dinero pero, siguiendo el consejo de Henry había invertido sus ganancias de Mansfield Park en bonos de la armada al 5%, así que tan sólo perdió 13 libras esterlinas. No así su hermana Cassandra: en 1841 todavía no había recuperado cerca de 133 libras esterlinas. Y muchos vecinos de Alton también habían depositado su dinero en el banco de la familia que todos respetaban tanto.

Como consecuencia, tanto Henry como Frank dejaron de pasarle a su madre las 50 libras anuales para su manutención.

A Henry le había ido muy bien durante las guerras napoleónicas, pues la economía general era floreciente con el abastecimiento de las tropas inglesas con todo tipo de género pero, cuando terminaron todos los conflictos, a los menores ingresos se unió la enfermedad de meses que padeció Henry (que también hemos visto a finales de 2015).

La deuda ascendía a 58.000 libras esterlinas en efectivo y 52.000 en activos, y entre los acreedores de Henry, se encontraba Lord Charles Spencer, relacionado por cierto con la princesa Diana de Gales (leer más aquí).

A pesar de las importantes cantidades de dinero que perdieron los hermanos, no hubo reproches hacia Henry. Pero sin duda, Jane probablemente vivió este episodio bastante involucrada al cien por cien con su querido hermano, con sus preocupaciones, remordimientos y sentido de la culpabilidad. Y con la merma económica de toda su familia. ¿Sería este estrés el que la llevara a una bajada inmunitaria que permitió que se desarrollara su enfermedad? Quizás sería mucho especular, pero es a partir de ahora cuando Jane, que siempre había gozado de una salud espectacular, empieza su declive definitivo…

Y no os podéis imaginar lo triste que me pone escribir estas cosas, pero los bicentenarios son los bicentenarios…

Fuentes:

Le Faye, Deirdre. Cronología de la Familia Austen. Ed. Cambridge Univ. Press, 2013

http://www.jasna.org/persuasions/printed/number20/caplan.pdf

Anuncios

3 comentarios sobre “16 Marzo 1816. La bancarrota de Henry en los periódicos londinenses.

  1. Gracias por hablar de este tema de la banca rota de su hermano y de que este motivo bueno, pues fue una de las principales causas de se enfermedad, es triste pero las cosas tristes de las personas que admiramos también son importantes al menos para mi y eso me hace pensar que ella tuvo que ser muy fuerte y valiente para enfrentar esta situacion.

    1. Bueno, realmente no hay una relación causa/efecto, pero desde luego no ayudó a que ella pudiera enfrentar mejor la enfermedad, o también la baja de defensas pudo ser el detonante, pero no la causa… Debió ser un momento muy difícil para todos… ya leeréis más en los próximos días… tuvieron que tomar decisiones muy difíciles..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: