Mansfield Park. Capítulo 29. Los celos de Mary Crawford


MP Capítulo 29

Los celos de Mary Crawford

Sinopsis

William y Henry se marchan tras el desayuno en Mansfield Park. Fanny se queda abatida, pero no por las razones que pensaba su tío.

Y poco después se marcha también Edmund, que va a ser ordenado en breve. Por primera vez, los Bertram dan señales de lamentar que su nido empiece a vaciarse..

Fanny intentó hablar con su tía Lady Bertram sobre el baile, pero el intento fue en vano. Su tía no se había enterado de nada, ni de nadie, ni le importaba lo más mínimo. Afortunadamente la tía Norris ese día no estaba en casa, pues había desaparecido con todos los restos de comida del baile, con la excusa de que eran para una criada enferma…

Una noche de buen sueño y descanso reparó el ánimo de Fanny. Además, tuvo mejores interlocutoras: la Sra. Grant y Mary Crawford.

Julia sigue con su hermana María y su cuñado, pero esta vez en Londres.

Los Bertram elogian a Fanny. Se sienten muy orgullosos de haberla acogido y de la clase de mujer en la que se ha convertido. Igualmente, valoran lo que ella aporta a su vida.

El cambio de circunstancias puso de manifiesto las diferencias entre Mary y Fanny. Ésta tan fácil demary contentar, y la otra cada vez más enfadada por la tozudez de Edmund. Lo apreciaba de verdad y ahora se daba cuenta de que probablemente había sido muy dura con él respecto al clero. Pero probablemente fue una maniobra para intentar disuadirle, que finalmente no tuvo el éxito que ella esperaba.

Además, Mary tenía que enfrentarse a los celos que sentía por las hermanas del amigo en cuya casa se estaba alojando Edmund, el Sr. Owen. La cazadora cazada. Igual que su hermano. Tan listos, para nada.

Análisis y Reflexiones

¡Cómo le gustan a Jane Austen los enredos! Los dos seres más queridos de Fanny son William y Edmund; los dos seres más queridos de Edmund son Mary y Fanny; los dos seres más queridos de Henry son Fanny y Mary; Sir Thomas cree que los dos seres más queridos de Fanny son Henry y William. El desenredador que lo desenrede buen desenredador será.

Y la ironía de Jane sigue genial: Sir Thomas piensa que los sentimientos de Fanny se reparten entre los restos en los platos de las chuletas de cerdo de su hermano William, y las cáscaras de huevo de su vecino Henry.

Mary echaba de menos a Edmund, probablemente se había enamorado de un hombre tan bondadoso, peroMary jealous no estaba dispuesta a sacrificar su vida sólo por amor. Lo tenía muy clarito. Sus autorreproches por haber sido tan dura con él están justificados: intentó en plan kamikaze disuadirle para que optara por una vida que  ella consideraba más digna para ella. Le gustaba el hombre, pero no el contexto. Una vez que fracasó en su intento, no tenía más que arrepentirse de su dureza. Pero si le hubiese salido bien, estaría feliz y triunfante por haber conseguido el pack completo: marido y posición social y económica.

Lo que resulta sorprendente es el cambio en este capítulo de una Mary segura, firme y altiva, a una mujer arrastrada por los suelos, intentando saber más sobre sus rivales a las que no puede controlar y con la esperanza de que, si Edmund no se casa con ella, no se case con ninguna.

¡Ayshsh, l’amour! Nunca llueve a gusto de todos. Jane Austen nos enseña que tampoco los afectos son suficientes para sacar adelante una relación. No hay que casarse sin afecto: regla número uno. Pero tampoco hay que hacerlo sin dinero: regla número dos.

Frases Geniales

.- (Edmund mientras lloraba en el salón de Mansfield Park) Ella lloraba por amor, como su tío suponía; pero el amor que suscitaba su llanto era fraternal, y no otro.

.- (Sir Thomas sobre Fanny) Ahora es muy valiosa su compañía. Si nosotros pudimos favorecerla a ella, ahora es ella indispensable para nosotros.

.- Lo que para Fanny era tranquilidad y consuelo, era tedio y enojo para Mary. Ello era debido en parte a la diferencia de carácter y hábitos: una, tan fácil de contentar, la otra, tan poco acostumbrada a sufrir

.- (Mary Crawford sobre las hermanas Owen) es una gran bobada hacer preguntas acerca de jovencitas…, acerca de tres hermanas que acaban de convertirse en mujeres; pues una sabe exactamente cómo son, sin que se lo digan: todas muy modosas y agradables, y una muy bonita.

.- (Mary Crawford a Fanny) no estoy pescando; quiero decir, que no es necesario que me halague.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s