3 Noviembre 1813: Carta de Jane desde Godmersham a Cassandra en Londres. La fama de Jane llega a Irlanda.


Jane está pasando sus últimos días en Godmersham (lejos está de saber que no volverá) y Cassandra está en Londres cuidando de Henry. Su hermano pequeño Charles y su mujer Fanny están por el país visitando a la familia y esta carta es una buena muestra del “baile” de visitas en el que se movía la familia Austen.

Cuando Jane escribe esta carta, el 3 de Noviembre, era el cumpleaños de la Princesa Sofía, la quinta hija del Rey Jorge III, y seguramente por algún tipo de ironía entre las hermanas, Jane la escribe como si tuviera algo que ver con Cassandra, como veréis en la despedida.

Está presente el momento delicado que pasa la relación entre su sobrina Anna (hija de James) y Ben Lefroy, al que se le está presionando para que se ordene si es que se quiere casar. En fin, palabras entre familias… No olvidemos que su tío fue una de las dos relaciones conocidas de Jane Austen, en este caso en su juventud…

A Jane le gustaría quedarse unos días cuidando de Henry, no más de dos semanas, pues ya lleva ausente varios meses…. pero la excusa de que su hermano esté enfermo no es más que una fuente de placer para Jane, pues adoraba en especial la compañía de este hermano. De hecho, él había puesto el dinero para que se pudiera imprimir la segunda edición de Juicio y Sentimiento, ya agotada.

Vemos también que a Jane le llegan noticias de que las mujeres de la alta sociedad de Irlanda están leyendo sus novelas y… ¡siempre despertando la misma curiosidad que provoca hoy en día! A quién se parecería Jane, cómo era su vida…. El ser humano, independientemente del contexto, cambiamos muy poquito en lo fundamental…

Una vez más, si queréis sabes más sobre los personajes que se mencionan, haced click en las imágenes, que os llevarán a los enlaces donde encontraréis información más completa.

Una deliciosa carta que, hoy, hace doscientos años, Jane le estaba escribiendo a su hermana Cassandra…

Carta de Jane a su hermana Cassandra  (Jane tenía 37 años)

Miércoles 3 de Noviembre de 1813

De Godmersham a Londres

Mi querida Cassandra

Celebraré este significativo cumpleaños (el de la Princesa Sofía, quinta hija del Rey Jorge III, ndet) escribiéndote esta carta, y como parece que mi pluma desee escribir bastante lo haré juntando al máximo las líneas.

Ayer tuve el tiempo justo para disfrutar de tu carta antes de que Edward y yo saliéramos hacia Canterbury, y le permití que escuchará lo más importante mientras íbamos de camino. Nos alegramos sinceramente de que Henry haya ido ganando fuerzas como lo está haciendo, y esperamos que el tiempo le acompañe para que pueda salir cada día de esta semana a la calle pues es la forma más parecida de igualar lo que tiene planeado para la siguiente. Si se encuentra suficientemente bien, ir a Oxfordshire le hará sentir mejor, pues le hará muy feliz.

¿Es posible que no te haya dado los detalles de los planes de Edward? Aquí están. Ir a Wrotham el sábado 13, pasar allí el domingo y llegar el lunes a la ciudad a la hora de la cena. Y si le parece bien a Henry, pasar un día entero con él. Lo más probable es que ese día sea el martes, y así podremos salir para Chawton el miércoles.

Pero ahora no puedo estar tranquila si no me quedo un poco más con Henry, a menos que él lo desee de otra manera. Su enfermedad y el tedioso tiempo de esta estación todo a la vez me hacen sentir que sería terrible por mi parte si no le ofrezco quedarme con él. Por lo tanto, si tu no tienes objeción alguna, desearía que le dijeras con todo mi cariño que me haría muy feliz pasar 10 días o dos semanas en Henrietta St., si acepta mi propuesta. No le ofrezco más de una quincena porque para entonces ya habré estado ausente de casa bastante tiempo, aunque será un auténtico placer estar con él, como de costumbre. Tengo menos remordimientos y recelos por lo que a ti respecta pues estaré contigo un día y medio, y porque tu te quedarás con Edward al menos durante una semana.

Mi plan de regreso a casa es llevar a Bookham durante unos días y tengo la esperanza de que Henry será tan amable como para dedicarme parte del camino hasta allí.

De parte de la Sra. Cooke tengo unas dos o tres docenas de amables invitaciones ofreciéndome encontrarse conmigo en cualquiera de sus salidas a tomar el aire.

Fanny está mucho mejor de su enfriamiento. El domingo se quedó en su habitación y se tomó sus dosis, lo que le sirvió para deshacerse de la mayor parte, pero siento ciertos temores sobre cómo pueda afectarle el día de hoy: se ha ido a Canterbury con la Srta. Clewes, Lizzy y Marianne, y hace un tiempo más bien malo para cualquiera que esté un poco delicado. La Srta. Clewes ha estado yendo a Canterbury desde que regresó, y ahora ya lo está consiguiendo.

Edward y yo tuvimos una deliciosa mañana en el trayecto hacia allí, lo disfruté muchísimo. Pero el día cambió antes de que estudiéramos listos, y regresamos con algo de lluvia y el temor por lo que podía suponer. Sin embargo, no nos ha ocasionado ningún mal.

Él fue a inspeccionar el penal en calidad de magistrado visitante y me llevó consigo. Me satisfizo bastante y fui capaz de comprender los sentimientos que deben de invadir a las personas cuando visitan un edificio así.

No hicimos más visitas, tan sólo estuvimos paseando juntos cómodamente y haciendo compras. Yo adquirí una entrada para un concierto y un ramillete de flores acorde con mi avanzada edad.

Para cambiar de tema de lo alegre a lo tétrico con una destreza inimitable, te contaré ahora algo sobre el grupo de Bath, pues son todavía un grupo debido a un ataque de gota la semana pasada. Las noticias de Lady Bridges son tan buenas como cabría esperar en tales circunstancias. El Dr. Parry dice que parece ser un ataque de gota de los buenos por lo que su ánimo está mejor de lo habitual. Pero respecto a su regreso, no hay nada seguro.

No tengo ninguna duda de que Edward irá finalmente a Bath si todavía no se han marchado cuando vaya a Hampshire. Si lo hace, irá desde Steventon y luego volverá directamente a Londres, sin regresar a Chawton. Este tránsito no le apetece mucho. Sin embargo estaría bien si el Dr. Parry pudiera ver a Lady Bridges cuando le dé la gota. Harriot está deseándolo.

Parece que el día está mejorando. Espero que también lo haga mi pluma.

Qué encanto el Sr. Ogle. Supongo que no le cuesta nada ver los Panoramas (de Henry Aston Barker), y tiene la entrada gratis a todos los sitios. ¡Es tan agradable!

H_A_Barker_-_Panorama_Constantinople

Ahora ya no necesitas ver a nadie más.

Me alegra saber que será muy probable que veamos a Charles y Fanny en Navidad, pero no habrá que forzar a la pobre Cass si no le agrada. Has hecho bien por lo que respecta a la mujer de Francis.

Me agradan mucho tus noticias sobre Juicio y Sentimiento. No he visto ninguna publicidad de él.

Harriot, en una carta que ha escrito hoy a Fanny, nos ha preguntado si venden telas para las pellizas en Bedford House. De ser así, te agradecería mucho si pudieran enviarla patrones, con el ancho y los precios. Probablemente se marchen de Charing Cross cualquier día de esta semana. Pero si se trata de una tienda donde haya que pagar con dinero en efectivo no podrá ser, pues la nuera del difunto arzobispo dice que no puede pagar de inmediato. Fanny y yo sospechamos que lo que no pueden es pagar el artículo.

Creo que los Sherer ahora se van a marchar de verdad. Joseph ha tenido aquí una cama las dos últimas noches, y no sé si se trata ya del día de partida. La Sra. Sherer nos visitó ayer para despedirse.

El tiempo está peor. Mañana cenamos en Chilham Castle y espero divertirme. Y aún más en el Concierto al día siguiente, pues estoy segura de que me encontraré con algunas personas a las que quiero ver. Lo haremos con un grupo de Goodnestone, Lady Bridges, la Srta. Hawley y Lucy Foote. También voy a ver a la Sra. Harrison (hermana de su fallecida amiga, la Sra. Lefroy de Ashe y, por lo tanto, tía de Ben, el prometido de su sobrina Anna, ndet), y hablaremos de Ben y Anna.

Le diré algo así como “mi querida Sra. Harrison, mucho me temo que el joven posee algo de la locura familiar y, aunque con frecuencia parece vislumbrarse algo de locura también en Anna, creo que lo ha heredado de la familia de su madre, no de la nuestra”. Eso es lo que diré, y creo que tendrá dificultades para responderme.

Leí otra vez tu carta para recordar lo que decías, aunque estaba algo cansada. Y me sorprendió la belleza del trazado. Es realmente bonito en algunas ocasiones. ¡La letra tan pequeña y tan ordenada! Me gustaría poder hacer yo lo mismo en una sola hoja de papel. En otra ocasión me tomaré dos días para escribir una carta. Es muy fatigoso escribir de una vez una así de larga.

Espero tener noticias tuyas de nuevo el domingo, y una vez más el viernes, el día previo a nuestra salida. Supongo que el lunes irás a Streatham para ver al tranquilo Sr. Hill y comer un terrible pan de la panadería. Por cierto, ha bajado el precio del pan. Espero que las cuentas de mi madre la semana que viene lo reflejen. He tenido una carta muy amable de su parte en una de sus hojas de folio bastante abundante en noticias de casa. Anna estuvo allí el primero de los dos días. No es la misma Anna la que se rechaza, que la que se solicita. Será una ocasión excelente para que Ben la visite, especialmente ahora que nosotras, las formidables, estamos ausentes.

No quería comer pero el Sr. Johncock me ha traído la bandeja, así que no me queda más remedio. Estoy completamente

Muebles de Edward en Chawton

Muebles de Edward en Chawton

sola. Edward se ha ido a sus bosques. En este momento tengo cinco mesas, veintiocho sillas y dos chimeneas para mi sola.

Vamos a invitar a la Srta. Clewes a que venga al concierto con nosotras, con la entrada y el asiento de mi hermano, pues él no puede ir. Él y otros conocidos de los Cage van a reunirse en Milgate ese mismo día, para hablar sobre unos cambios que se han propuesto para la carretera de Maidstone, en la que los Cage están bastante interesados. Sir Brook llegará aquí por la mañana, y se unirá a ellos en Ashford el Sr. Deedes. Al caballero no le supondrá ninguna calamidad el perderse el concierto. Por lo tanto formaremos un grupo de tres damas que se encontrarán con otras tres damas.

¡Qué bien viene el carruaje de Henry, especialmente a sus amigos! ¿Quién es el siguiente que lo tendrá? Me alegro de que la marcha de William (el sirviente de Henry, ndt) sea voluntaria y sin motivos escabrosos. Su preferencia por el campo es tan sólo una falta venial. Tiene más de Cowper que de Johnson, y le gustan más las liebres domesticadas y los versos libres que la marea de seres humanos de Charing Cross.

¡Ah! Tengo algo más de la dulce adulación de la Srta. Sharp. Es una amiga excelente y amable. También se me lee y se me admira en Irlanda. Hay una tal Sra. Fletcher, la esposa de un Juez, una mujer mayor y muy buena y muy lista, que tiene una gran curiosidad por saber sobre mí: qué aspecto tengo y ese tipo de cosas. Sin embargo, no conoce mi nombre. Esto nos ha llegado a través de la Sra. Carrick, no de la Sra. Gore.

Estás bastante equivocada. No me desespero por que mi retrato esté por fin en la exposición, en blanco y rojo, con mi cabeza hacia un lado; o quizás me case con el joven Sr. D’Arblay (hijo de Fanny Burney). Espero que mientras tanto le deberé a Henry bastante dinero por la reimpresión y otros gastos (de Juicio y Sentimiento, cuya segunda edición corrió de su bolsillo).

Si por fin me quedo en Henrietta St. y si vas a escribir pronto a casa desearía que fueras tan amable como para ir dejándolo caer, pues es probable que no vuelva a escribir allí en estos 10 días, pues ya lo hice ayer.

Fanny está completamente segura de que quien se va a casar con la Srta. Dora Best es el Sr. Brett. Creo que Henry no tiene nada que decir. Dime, ¿dónde durmieron los chicos?

Los Deede vendrán el lunes y se quedarán hasta el viernes. Así que acabaremos el último canto con una floritura. Se traen a Isabella y a otro de los mayores, y vienen para un baile en Canterbury el jueves. Me alegrará verlos. Supongo que la Sra. Deede y yo tendremos que hablar muy racionalmente.

Edward no le escribe a Henry porque lo estoy haciendo yo con frecuencia. Que Dios te bendiga. Tengo tantas ganas de verte de nuevo, y te deseo muchas felicidades en este día. ¡Pobre Lord Howard!¡Cuánto está llorando por eso!

Con todo mi cariño.Firma JA

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

 

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press

Fuentes:

1.- Sobre Henry Aston Barker

http://en.wikipedia.org/wiki/Henry_Aston_Barker

2.- Sobre la familia Barker (pintores)

http://www.janeausten.co.uk/the-barker-family-panorama-painters/

3.- Sobre la Princesa Sofía

http://es.wikipedia.org/wiki/Sof%C3%ADa_del_Reino_Unido

 

 

Anuncios

»

  1. Hedy Tell dice:

    Es una Pavarotti escribiendo. Sus palabras, al igual que la voz de Luciano, fluyen sin ningún esfuerzo. Gracias una vez más por el deleite.

    • Cuanto me alegro que te gusten Hedy!! A mi me parecen una auténtica preciosidad, tanto por poder estar leyendo los originales antiguos on line, como por la información que nos dan del impacto de Jane Austen ya desde mediados del siglo XIX. Son capítulos cortitos pero, como bien dices, una auténtica delicia….

      Gracias por tu comentario!! 😉

  2. montse dice:

    Eres increíble. No sólo publicas las cartas en español, sino que además, lo haces el mismo día que fueron escritas… hace 200 años. Quién se lo hubiera dicho a ella!!

    • Bueno, ésa es la idea, Montse. 🙂 Ponernos en la piel de las hermanas exactamente el mismo día en que estaba ocurriendo lo que cuentan en ellas…. a mí se me ponen los vellos como escarpias, y si a vosotros también, pues entonces… ¡maravilloso! 🙂

      No solamente celebramos estos años los bicentenarios de sus obras, sino también de cada una de las cartas…. Y eso es un auténtico privilegio y lujo…

      Espero que las estéis disfrutando y que la imaginación os lleve hasta ése Londres, Chawton y a esas escenas familiares… ¡que fueron reales! 😉

    • Voy anunciando en un widget que hay a la izquierda en el blog cuándo será la siguiente carta… 🙂 Para tu info.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s