Jane le escribe a su querido hermano Frank, que se encuentra por Suecia. El tono de su escritura varía respecto al que utiliza con su hermana Cassandra. Aquí vemos quizás a una Jane más madura, aunque igual de irónica. Se ha quedado en Godmersham como Señora del Lugar, pues su sobrina Fanny ha salido… Entre el dinero que está ganando, y el estilo de vida, así como la nueva consideración de toda su familia y su entorno, debían de parecerle un auténtico sueño. Por lo que vamos viendo en las últimas cartas, Jane conocía, probablemente a través de su hermano Henry, lo que significaban las transacciones financieras, las fluctuaciones del mercado y de las mercancías, y la importancia de las buenas o malas inversiones.

Más adelante os escribiré sobre ello, pero Jane fue auténtica pionera en las negociaciones con sus editores. Las mujeres de su época solían dejar estos asuntos en manos de los hombres de sus familias pero ella tomó las riendas de las condiciones económicas de sus publicaciones directamente con su editor. Lejos de ser una pazguata que no se enteraba de lo que ocurría a su alrededor, Jane era muy consciente de lo que significaban ciertas constricciones sociales (matrimonios en los que las mujeres, incluso de clases altas, fallecían en los partos), y económicas. No vivía en una burbuja y tan sólo necesitaba una pequeña oportunidad para sentirse dueña y señora de su vida, independiente y libre. Lástima que le durara tan pocos años. De haber tenido la oportunidad de invertir el dinero ganado por sus libros probablemente habría tenido la vida que siempre había deseado. Pero la Ley de Murphy es implacable… cuando parecía empezar a tenerlo todo, y poder gestionarlo… se marchó.

Por cierto, también tienen noticias de que su sobrina, Anna, se va a casar con Ben Lefroy, sobrino de aquel otro Lefroy…

Hoy hace doscientos años, Jane le escribía a su hermano Frank lo siguiente…

Carta de Jane a su hermano Frank  (Jane tenía 37 años)

Sábado 25 de Septiembre de 1813

De Godmersham Park al Mar Báltico

Mi querido Frank

El 11 de este mes me llegó tu carta y te aseguro que pensé que realmente se merecía los 2.3 chelines que costó. Te estoy muy agradecida por haber llenado una hoja tan larga de papel. Eres la persona adecuada con la que traficar en esteFrancis joven sentido, pues pagas con mucha generosidad. Mi carta parecía el borrador de una nota comparada con la tuya. Y escribes tan recto, y tan limpio tanto en estilo como en caligrafía… Vas al grano y das tanta información y tan real que sería suficiente para matar a alguien.

Lamento que Suecia sea tan pobre y mi acertijo tan malo. ¡Esa idea de que haya un lugar de moda para tomar los baños en Mecklenburg!¿Cómo le puede parecer bien a la gente que se ponga de moda, o que se puedan tomar baños, fuera de Inglaterra?

El Mercado Rostock nos hace la boca agua. La carne más barata de cualquiera de nuestros carniceros dobla en precio a la de allí. No ha bajado de 90 centavos en todo el verano, y creo recordar que tampoco nada por debajo de 100. Ha bajado el precio del pan, y probablemente seguirá haciéndolo, por lo que esperamos que también baje el precio de la carne. Pero no tengo la oportunidad de pensar en el precio de la carne o del pan donde estoy ahora. Permíteme que me desentienda de menudencias y me acomode a la feliz indiferencia de la riqueza del Este de Kent.

Me pregunto si tanto tú como el Rey del Suecia estabais al tanto de que yo iba a venir a Godmersham con mi hermano. Supongo que sí que has recibido información puntual al respecto por uno u otro medio.

No he estado aquí en los últimos 4 años, por lo que estoy segura de que el evento merece que se hable de él antes, durante y después.

Salimos de Chawton el día 14, pasamos dos días completos en la ciudad y llegamos aquí el 17. Mi hermano, Fanny, Lizzy, Marianne y yo conformábamos esta división de la familia, y ocupamos el carruaje por dentro y por fuera. Dos calesas escoltadas por George transportaron a ocho más a través del territorio, dos más iban en la silla, otros dos llegaron aregency travel 2 caballo y el resto en el coche de caballos. Es decir, de una u otra manera, hemos conseguido movernos de un sitio a otro. Esto me hace recordar la anécdota del naufragio de San Pablo, donde se dice que todos llegaron a salvo hasta la costa por distintos medios.

Dejé en buen estado a mi madre, a Cassandra y a Martha, y las noticias de ellas desde entonces han sido buenas. Por el momento estan solas, pero van a ir a visitarlas la Sra. Heathcote y la Srta. Bigg. Y también van a tener durante unos días la compañía de Henry.

Espero quedarme aquí unos dos meses. Edward estará de nuevo en Hampshire en Noviembre y me llevará de vuelta a casa.

Lamento mucho estar en Kent durante tanto tiempo y no poder ver a Mary, pero me temo que va a tener que ser así. Me ha invitado muy amablemente a Deal, pero es consciente de las pocas probabilidades que existen de que yo pueda ser capaz de llegar hasta allí. Me resultaría muy agradable volver a ver a Mary Jane, y a todos sus hermanos, los de antes y los de ahora.

Espero ver a Charles y a su familia. Van a venir aquí una semana en el mes de octubre.

Nos alojamos en Henrietta St. Henry fue tan bueno que nos acomodó a sus tres sobrinas y a mi en su casa. Edward durmió en un hotel en la calle contigua. El nº 10 ha quedado muy acogedor tras haber sido limpiado, pintado y amueblado con lo que tenía de Sloane St. La sala del piso superior ha quedado como un comedor y salón

www.soane.org
http://www.soane.org

extraordinarios, y la más pequeña que está detrás cumple perfectamente sus funciones como salita de estar. No tiene intención de dar grandes fiestas de ningún tipo. Sus planes incluyen únicamente su comodidad y la de sus amistades.

La Sra. Bidgeon y su hija se alojan en el vecindario y le visitan tan a menudo como ellas o él quieren.  La Sra Bidgeon sigue haciéndole la compra tal y como acostumbraba, y mientras hemos estado allí nosotros se ha encargado todo el tiempo de hacer el trabajo. Se ha recuperado maravillosamente de la gravedad de sus achaques asmáticos.

De las tres tardes que pasamos en la ciudad, una de ellas fuimos al Liceo y otra a Covent Garden. “Matrimonio Clandestino” fue la mejor de las representaciones, y el resto fueron canturreos y tonterías, pero les vino muy bien a Lizzy y Marianne, que se lo pasaron estupendamente. Pero a mí me habría gustado ver mejores actuaciones. No hubo ningún actor que merezca la pena nombrar. Creo que los teatros están algo en decadencia en la actualidad.

Henry te habrá enviado probablemente su propio relato de su visita a Escocia. Me habría gustado que hubiera tenido más tiempo, para haber podido ir más hacia el Norte, desviándose hacia los lagos en el camino de regreso. Pero lo que fue capaz de hacer le ha proporcionado bastante entretenimiento y se topó con paisajes de extremada belleza en Roxburghshire, que yo misma había supuesto debían de existir en el sur de Escocia. La satisfacción de nuestro sobrino fue menor que la de nuestro hermano. Edward no es un entusiasta de las bellezas de la naturaleza. Su pasión se concentra tan sólo en los deportes de campo. Pero, en conjunto, es un joven muy prometedor y agradable, que se comporta muy respetuosamente con su padre, y con mucha amabilidad con sus hemanos y hermanas. Debemos por lo tanto disculparle que piense más en perdices y otros pájaros, que en lagos y montañas. Él y George salen todas las mañanas, o bien a cazar, o con los lebreros. Ambos son buenos tiradores.

En este momento soy aquí la señora, la señorita, y todo a la vez, pues Fanny se ha ido a Goodnestone durante uno o dos días para asistir a la famosa feria, que proporciona la distribución anual de papel dorado y coloridos tejidos para todos los miembros de la familia y conocidos.

En esta casa se da una sucesión constante de pequeños eventos, siempre hay alguien yendo o viniendo. Esta mañana vino a desayunar con nosotros de manera inesperada Edward Bridges, que iba desde Ramsgate donde está su mujer, de camino a Lenham, donde está su iglesia. Y mañana va a cenar y a dormir aquí cuando regrese. Han pasado todo el verano en Ramsgate por la salud de ella, que es más bien delicada. Es el tipo de mujer que me hace pensar que ha tomado la determinación de no estar bien nunca, que adora por encima de cualquier otra cosa sus espasmos y sus ataques de nervios, y las consecuencias que obtiene de ellos. ¡Este sentimiento es un poco malicioso como para que se propague por todo el Báltico!

Los caballeros Knatchbull, hermanos de nuestra querida Sra. Knight cenaron aquí el otro día. Venían desde Friars, que todavía está en sus manos. El mayor preguntó mucho por ti.

El Sr. Sherer me resulta una novedad. Oí hablar de él por primera vez el domingo pasado, y nos dio un sermón excelente. Demasiado ardiente en algunos momentos de su discurso, pero prefiero ese extremo a la falta de animación, en especial cuando en su caso es evidente que le brota del corazón.

El secretario sigue pareciendose tanto a ti como siempre, y me alegra verlo precisamente por eso. Pero los Sherer se van a marchar. Le han dado una vicaría no muy buena en Westwell, que solamente puede ejercer si reside él mismo allí. Nominalmente va durante tres años, y un tal Sr. Paget va a encargarse de la vicaría de Godmersham. Se trata de un hombre casado, con una mujer muy musical, que espero resulte siendo una conocida deseable para Fanny.

Te agradezco profundamente por el consentimiento que has dado a la petición que te hice (utilizar los nombres de sus barcos para Mansfield Park, ndt), y por los otros indicios que me has proporcionado.

Ya era previamente consciente a lo que me exponía al darme a conocer, pero la verdad es que el secreto se hacaja registradora difundido tan ampliamente que ahora ya apenas es ni la sombra de un secreto. E incluso creo que cuando aparezca el tercero, ni siquiera intentaré mentir sobre el asunto. Me centraré mejor en sacar de ello todo el dinero que me sea posible, en vez de todo el misterio. Si puedo, haré que la gente pague por ese conocimiento.

Henry oyó los más sinceros cumplidos sobre Orgullo y Prejuicio en Escocia por parte de Lady Robert Kerr y otra dama. ¿Y qué es lo que hace ante la efusividad de su amor y vanidad fraternal?¡Pues decirles inmediatamente quién la escribió! Una vez que algo así se pone en marcha, nadie sabe hasta dónde llegará. Y él, querida criatura, lo ha hecho en más de una ocasión. Sé que todo ello no es más que fruto del afecto y de la parcialidad pero, al mismo tiempo, permíteme de nuevo que te exprese a ti y a Mary la extrema amabilidad que siento habéis demostrado para la ocasión, al hacer lo que yo deseaba. Estoy intentando endurecerme. Después de todo, tan solo se trata de una nimiedad frente a los padecimientos o los aspectos realmente importantes de la propia existencia en este mundo.

Doy por sentado que Mary te ha comentado el compromiso de Anna con Ben Lefroy. La noticia nos llegó sin mucha preparación. Al mismo tiempo, sabíamos que le estaba ocurriendo algo que nos mantuvo constantemente preparados para algo. Estamos deseando que salga todo bien, pues hay tanto a su favor como podría esperarse en cualquier compromiso matrimonial. Creo que él es sensato, realmente muy religioso, con buenas conexiones y con algo de independencia. Lamentablemente existe una cierta falta de similitud entre ellos por lo que respecta a sus gustos que nos puede despertar cierta aprensión: el odia la compañía y ella la disfruta. Esto, junto con un temperamento un tanto extraño por parte de él, y una cierta inestabilidad por parte de ella, resulta algo inapropiado.

Espero que la visita de la familia de Edward a Chawton sea anual. Él quiere que sea así pero no debemos esperar que en el futuro superen los dos meses. Sin embargo, no creo que cinco este verano le parecieran demasiado tiempo. Se siente muy feliz aquí. La pintura nueva mejora mucho el aspecto de esta casa, y no encontramos ningún perjuicio por el olor.

El pobre Sr. Trimmer (abogado de Edward, ndt) ha fallecido recientemente. Es una triste pérdida para su familia, y le ha ocasionado algo de preocupación a nuestro hermano. De momento sus asuntos, que revisten bastante importancia, continúan en manos de su hijo. Espero que no tenga motivos para retirarles el negocio.

Tuya afectuosamente,Firma JA

Capitán Austen

HMS Elephant

Baltic

Nota: la traducción la ha realizado la autora del blog, no con objeto literario, sino por el contenido del estado físico y/o anímico de Jane Austen, por lo que es susceptible de mejoras en el estilo, la interpretación o la traducción de algunos términos.

Fuente: Le Faye, D. (1995), Jane Austen’s Letters, Ed. Oxford University Press

 
Anuncios